Opinión

El antídoto eficaz

"En este sentido, todas las Misiones creadas por Chávez y la revolución bolivariana son indispensables".
lunes, 10 febrero 2020

El que las universidades de mayor prestigio e investigaciones en el mundo le estén dedicando todo el tiempo necesario al estudio y análisis de lo que ese estupendo pensador universal Bernardo Kliksberg, padre del desarrollo social, ha denominado el Capital Social, denota cuán importante es para el futuro de la humanidad.

El concepto de Capital Social (CS) lo describe su creador, con toda amplitud, a través de cuatro puntos que le dan a la definición total claridad para entenderlo sin la mínima duda (sugiero al lector interesarse en este tema), pero trataré, en apretada síntesis, hacerlo señalando que el capital social se manifiesta y modela según el grado de educación integral que vaya adquiriendo la sociedad con entusiasmo creciente y compartido, dentro de un ambiente solidario donde “todos creemos en todos”.

En este sentido, todas las Misiones creadas por Chávez y la revolución bolivariana son indispensables. En ellas radica el éxito del bienestar colectivo al permitir la “acumulación” de un capital social cuyos “intereses” serán el disfrute común con justicia y equidad, es decir, reflejo cristalino del socialismo democrático que aspiramos.

Si eso es así – que lo es -, ¿para qué empeñarse, entonces, ciertos gobiernos en ver con gríngolas sólo hacia un crecimiento económico, descuidando el capital social?

En este orden, con facilidad se infiere que “la verdadera palanca del auge económico, en cualquier país, no es otro que el desarrollo social”. Y es que no puede ser de otra manera si en verdad aspiramos a vivir en una nación sana y normal, hecha a imagen y semejanza de sus habitantes, donde todos aportemos lo mejor “dando de sí antes de pensar en sí”, bien lejos del individualismo malsano y de los irritantes privilegios que envilecen, todo dentro de la más contagiosa armonía ciudadana.

Los venezolanos interactuamos estimulando el promisorio binomio Estado-Pueblo, para que su permanente esfuerzo sinérgico desarrolle y enriquezca los canales comunitarios que fortalecen al capital social en todas sus instancias, con énfasis en educación, nutrición, hábitat y salud para todos y donde los movimientos sociales juegan un papel primordial en todo el proceso.

Nuestra revolución bolivariana, sin subestimar a la jauría neoliberal herida, siempre al acecho con sus garras, debe aprovechar al máximo el momento, con sus 7 líneas estratégicas, y profundizar aún más en políticas sociales agresivas que erradiquen las diferencias existentes que persisten, con insistencia pertinaz hacia las familias que aún permanecen en pobreza, situación intolerable que queda por extinguir y que sólo fortaleciendo al Capital Social, como el antídoto eficaz contra todas las calamidades nacionales, lograremos el próspero país y su máxima felicidad posible.

VERDADES:
a) Hay que distinguir entre lo que tiene precio y lo que tiene dignidad (Wladimir Padrino a propósito de los 28 años del perpetuo 4F.
b) Presidente Maduro, por favor, agregue una 8ª Línea Estratégica que obligue al PSUV supervisar a no pocos gobernadores y alcaldes bolivarianos(?) que con su manifiesta desidia, negligencia, impericia, ineficiencia e ineptitud funcionales, están haciéndole el peor y enorme daño a la revolución….pida informes y compruébelo..
Vainitas en el postre:
** Somos un pueblo bolivariano en “pie de Paz”.
** El “salta cerca” frustrado salió por los caminos “verdes($)” para ir a rogarle a Trump que “intervenga” porque aquí nadie le para…
** La libertad del mercado neoliberal es “el zorro libre con las gallinas libres).
** Seamos productores y consumidores de nuestra propia riqueza colectiva (Socialismo puro…).

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/HLDh3vhmpJ5B42HUNhcIFP

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia