Virales

Muere en un “live” mujer a la que influencer roció con gas pimienta y echó a la calle semidesnuda (+video)

El hombre aseguró a los medios que se siente “extraño”, y asegura que no hizo nada malo.
viernes, 04 diciembre 2020
Cortesía | Presuntamente ambos habrían consumido alcohol antes de comenzar con los retos

Autoridades rusas han comenzado una investigación después de que una mujer muriera durante una retransmisión en directo del bloguero e influencer ruso Stanislav Reshétnikov, conocido como Reeflay Panini.

Según medios locales, Reshétnikov y su pareja, Valentina Grigórieva de 26 años y embarazada, bebieron alcohol y jugaron a cumplir las peticiones de sus espectadores a cambio de donaciones durante un directo que hicieron en una casa en la aldea Ivánovka, en Moscú.

Una de estas peticiones fue rociar con gas pimienta a la víctima. Tras hacerlo, la mujer comenzó a gritar y a pedir agua. Fue entonces cuando otra petición, a cambio de una donación de 1.000 dólares, lo retaba a que la echara a la calle semidesnuda. Y así lo hizo.

Valentina pidió al hombre que le dejara entrar, pero este no lo hizo y se quedó en el frío durante horas. Cuando Reshétnikov decidió abrirle, la joven ya estaba muerta por hipotermia.

El agresor no dejó de retransmitir en ningún momento, incluso llegando a mostrar el cadáver de la mujer en el sofá del bloguero mientras intentaba «despertarla».

En el video se puede ver cómo el influencer le pregunta varias veces si está viva mientras comenta a sus seguidores, preocupado, que “no tiene pulso”.

El hombre aseguró a los medios que se siente “extraño”, y asegura que no hizo nada malo.

Subraya además que fue él quien llamó a la ambulancia y que su muerte podría ser de sobredosis, destacando que él no tomó drogas.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/IV62KtH0GkpHrkOqoqly4o

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: