Yerberito

Limpia la mucosa de tus pulmones con remedios naturales

La secreción puede complicarse debido a la evolución de la gripe.
domingo, 03 noviembre 2019
Cortesía | Cuidar de tu salud es primordial

A medida que los resfriados son más frecuentes se acumula mucosa en los pulmones; sin embargo ofrecemos una variedad de remedios caseros para evitar una complicación de salud.

Vaporización para limpiar los pulmones

Los vahos o vaporizaciones son un remedio tradicional del que nos acordamos cuando la congestión y la tos se convierten en una molestia importante.

Son muy eficaces porque el calor y la humedad alivian el revestimiento irritado de los bronquios y favorecen la hidratación de la mucosidad y su expectoración. Además facilitan inmediatamente la respiración, lo que produce una sensación de alivio al enfermo.

Una de las recetas es preparar los vahos con salvia o eucalipto, dos plantas cuyos aceites esenciales inhiben la multiplicación de bacterias.

Calienta en una olla tres litros de agua y cuando hierva añade 10 gramos de hojas frescas de eucalipto o de salvia.

Cocina por 10 minutos a fuego lento y luego retira la olla del fuego. Con cuidado de no quemarte, inclínate sobre la olla y cúbrete con una toalla. Mantén los ojos cerrados y respira lenta y profundamente.

También puedes hacer los vahos con los aceites esenciales. Para ello, hierve una taza de agua y deja caer en ella unas 10-15 gotas de la esencia. Procede de la misma manera para inhalarlos.

Los aceites esenciales más indicados son eucalipto, tomillo y melisa.

Forzar la tos de manera controlada

La tos es el mecanismo que tiene el cuerpo para liberarse de la mucosidad. Por eso cuando una tos es productiva no conviene inhibirla con medicamentos.

Podemos forzar suavemente la tos para favorecer la salida de la flema:
– Siéntate con los hombros relajados y las plantas de los pies bien apoyadas en el suelo.
– Cruza los brazos sobre el estómago.
– Inhala lentamente por la nariz.
– Exhala lentamente por la nariz mientras te inclinas hacia adelante y presionas con los brazos contra el estómago.
– Tose dos o tres veces mientras realizas esta exhalación; mantén la boca abierta. Repite unas cuantas veces.

Posturas para drenar la mucosidad

Hay ciertas maneras de colocar el cuerpo para que la flema alojada en los pulmones pueda drenar:
– Túmbate de espaldas sobre una esterilla o en la cama.
– Pon cojines o almohadas debajo de las caderas de manera que queden más altas que el pecho.
– Inspira lentamente a través de la nariz y exhala aún más lento –el doble de tiempo– por la boca. Mantén esta postura por aproximadamente por unos 5 a 10 minutos.

Deberás repetir el ejercicio tumbándote primero sobre un costado, luego sobre el otro y finalmente boca abajo. Recuerda que el pecho siempre tiene que estar más bajo que las caderas.

Percusiones sobre el pecho

El clapping, golpeteo o percusiones sobre el pecho con las palmas ahuecadas es una técnica eficaz en ocasiones para favorecer el desprendimiento de la mucosidad.

Puede realizarse en combinación con las posturas. Lo mejor es que un fisioterapeuta te indique cómo.

Esta técnica solo está indicada en personas sanas. Es necesario señalar que no es adecuada para niños pequeños porque puede inducir broncoespasmos. También está especialmente contraindicada en pacientes con fibrosis quística y broncoestasis.

Si luego de estas sugerencias sigue complicada la salud , es necesario que acuda a un médico.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/LGrm4avkkIt9vm7NJUXF1U

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

 

error: