Yerberito

Controla las alergias y la glicemia con cundeamor

Las decocciones de la planta secan las supuraciones y su infusión baja la fiebre.
Cortesía | Es ampliamente conocida como la insulina vegetal

Cundeamor es solo una de las muchas formas en las que se conoce a esta planta; otros de sus nombres son Bálsamo, Catajera, Melón amargo, Melón de ratón, Cunde amor o Cundiamor, Papayiyo o Pepino cimarrón; entre otros.

Para el tratamiento de la diabetes se recomienda preparar una infusión con igual cantidad de hojas de cundeamor y hojas de aguacate.
Beber este preparado como agua del tiempo durante dos o tres días consecutivos.

Para el tratamiento de esta enfermedad también se puede comer una fruta pequeña de cundeamor o beber su zumo.

El uso de esta planta en la medicina tradicional china ha sido milenario. Con fines medicinales se utilizan sobre todo el fruto y las hojas de esta planta, las cuales son ricas en hierro, fósforo y calcio.

También se le atribuyen beneficios en el tratamiento de la hipertensión, infecciones de la uretra, reumatismo, colitis, parásitos intestinales, triglicéridos y colesterol “malo” (LDL) altos, así como en casos de fiebres altas, inapetencia, bacterias intestinales, micosis vaginal, enfermedades del hígado, retraso de la menstruación y dolores menstruales.

El uso tópico de la infusión o decocción de las semillas del fruto de cundeamor en cataplasmas o baños sirven para parar las hemorragias externas, aliviar las quemaduras y úlceras de la piel, y para calmar salpullidos y erupciones cutáneas.

También se utilizan las hojas secas, más bien tostadas y luego molidas, para aplicar sobre las quemaduras. Cocer en agua hojas y ramas de cundeamor sirve para lavar y limpiar heridas de la piel y para aliviar las hemorroides haciendo asientos en dicha cocción.

Para el resto de las afecciones señaladas se recomiendo beber la decocción de un manojo de hojas y ramas por cada litro de agua; no más de tres tazas diarias.

El consumo de esta planta está contraindicado en mujeres embarazadas y en personas con hipoglicemia. Exceder la dosis recomendada puede causar diarrea y dolor abdominal.

Esta es una de las plantas que más aplicaciones tiene en la medicina popular; se emplea también como aperitivo, estomáquica, vermicida y emenagoga.

El cocimiento de sus hojas hace expulsar los tricocéfalos, también es bueno para abrir el apetito, para las enfermedades del hígado y para curar la colitis.

Los frutos y las semillas maceradas en aceite curan las heridas. La decocción de las hojas se usa para las enfermedades del tubo digestivo; se emplea para los eczemas y los herpes. El cocimiento de las hojas en las erupciones cutáneas y las sumidades en cocimiento contra las enfermedades del hígado y las fiebres.

El jugo de los frutos se usa como tratamiento en la disentería y colitis crónica mientras que la decocción de las semillas se emplea para las infecciones uretrales.

Propiedades

En las semilla se han identificado los triterpenos cucurbitacinas B y K, momocarásidos A, B, C, D y E; el esteroide glucósido de un derivado deidrogenado del colesteno y los alcaloides zeatin y su ribósido.

El aceite de la semilla contiene los triterpenos betaamirina, multiflorenol. taraxerol, cicloartenol, etilencicloartenol y cucurbit-5-24-dien-3-beta-ol. En el aceite esencial de la semilla se encuentran los monoterpenos para-cimeno y mentol, el sesquiterpene nerolidol y el triterpeno escualeno. También se ha aislado una lectina de la semilla y otros polipeptidos inhibidores de elastasa, tripsina y proteínas inactivadoras de ribosomas.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/HWyKZ9dACBI9Tl0joLIRVu

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia