Yerberito

Combate la caspa con productos naturales

Los fuertes componentes de la cebolla morada mejoran esta condición.
Cortesía | La mayoría de los casos de caspa son tratables con productos

La caspa es la descamación de la dermis del cuero cabelludo. Aparece cuando se produce un acortamiento del proceso de renovación celular debido a la existencia de la piel muerta de la cabeza.

Es una situación molesta desde el punto de vista estético. Además genera comezón e irritación.

Cuando las células de piel muertas que se desprenden pasan a ser excesivas, puede generarse irritación y malestar superficial en la zona del cuero cabelludo, haciendo que, en casos más graves, deba recurrirse a la consulta con un médico dermatólogo. Sin embargo, la mayoría de los casos pueden combatirse con soluciones caseras.

Cebolla morada
La cebolla morada es ampliamente reconocida por contribuir a combatir la resequedad capilar y favorece la eliminación de la caspa. Debido a lo fuerte que es, para aplicársela se debe tener tiempo.

Ingredientes:
– 2 cebollas moradas.
– Agua o aceite (cantidad necesaria).
¿Qué debe hacer?
Se recomienda licuar, al menos, un par de cebollas moradas con un poco de agua o aceite. Aplicará la mezcla directamente en el cuero cabelludo y dejará reposar unas horas. Enjuague con abundante agua.

Bicarbonato y limón
El bicarbonato de sodio, reconocido como buen limpiador, también funciona para eliminar la caspa.

Ingredientes
– 1 cucharada de bicarbonato (9 g).
– El jugo de 1 limón verde.

¿Qué debe hacer?
Mezclará ambos ingredientes y lo frotará con relativa fuerza en el cuero cabelludo. Después, dejará actuar unos minutos, para luego removerlo solo con agua.
El bicarbonato regula el pH y elimina el hongo. Está indicado incluso para la caspa seborreica.

Raíces de remolachas
y hojas de menta
Las personas que prefieren optar por uno más suave tienen entre sus opciones a las raíces de remolacha hervida.

Ingredientes
– Varias raíces de remolacha.
– 2 tazas de agua (500 ml).
– 1 cucharada de hojas de menta (15 g).

¿Qué hacer?
Cocer las raíces de remolacha y reservar el agua. Si lo desea, puede incluir hojas de menta.
Posteriormente aplique este líquido en el cuero cabelludo, masajeando suavemente.