Yerberito

Coco para la buena salud

Se puede obtener aceite, leche, harina, manteca, entre otros productos.
martes, 25 junio 2019
Cortesía | Su componente resulta antiviral, antimicrobiano y antimicótico

El coco es una de las pocas frutas de las que se puede obtener máximo provecho para salud y para la alimentación. Dentro de las propiedades más beneficiosas para la salud se puede mencionar que es antioxidante, regula la presión sanguínea, disminuye los triglicéridos en quienes sufren del colesterol, es antibacteriano, entre otros.

Varios alimentos en uno

De él se puede obtener aceite, manteca, leche y harina. Además, de las flores que da la planta del coco se puede obtener azúcar y hasta una salsa, todo de una misma planta.

Las personas con intolerancia al gluten tienen un valioso aliado en la harina de coco: sirve para elaborar repostería y panadería. Es más pobre en hidratos de carbono (16%) que las harinas de cereales (70%), pero en su lugar aporta mucha fibra (un 40% del peso, por un 12% de la harina integral de trigo) y el doble de proteínas (26% por 13%).

La harina de coco es más grasa que la de cereales, pero si se usa en las cantidades apropiadas no tiene por qué provocar ningún exceso.

Su agua es una bebida isotónica excelente y su aceite resulta antiviral, antimicrobiano y antimicótico. Mientras que la leche de coco es grasa y espesa.

Según su dilución, contiene entre un 15 y un 22% de grasa. Es bastante menos que la leche de vaca entera, que está entre el 30 y el 35%, pero si se quiere adelgazar no se recomienda tomar más de 60 ml diarios y debe consumirse siempre de calidad ecológica.

Por otro lado, la manteca contiene manganeso y cobre.

Beneficios
Reduce el colesterol

El 75% de las grasas del coco son saturadas, del tipo que se asocia al colesterol elevado, pero su riqueza en ácido láurico produce que no solo no eleve el colesterol malo, LDL, sino que lo reduce y aumenta el bueno, HDL. El coco ha formado parte de la alimentación básica de los pueblos del Océano

Pacífico que apenas conocieron el colesterol elevado, la obesidad, la diabetes o los infartos cardiacos o cerebrales hasta que modificaron su dieta tradicional.

Agua rehidratante
El agua de coco es una bebida isotónica natural que se obtiene de los cocos verdes, cosechados con cinco o seis meses. Es ligera y aporta azúcares y grasas en dosis moderadas, así como minerales y vitaminas.

Aceite antimicrobiano
El coco maduro se compone de un 35% de aceite de coco, el único formado en más del 50% por ácidos grasos de cadena media, fácilmente digeribles. Se asimilan sin ayuda de la bilis, son solubles en agua y penetran sin problemas en el torrente sanguíneo y en el hígado, donde se transforman en energía y en segundo lugar, en reserva de grasa, por lo que contribuyen menos a la obesidad que otras grasas. (Con información de CuerpoMente)

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Fr9gVHN4A436nOIw6sepgk

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia