Yerberito

Alternativas con miel para aliviar la tos

Es posible tomar algo para producir un efecto expectorante. La miel repite como ingrediente principal.
Cortesía | La miel calma la garganta irritada

La tos, pese a no ser muy grave en la mayoría de los casos, es bastante molesta. El cuerpo reacciona con ella para limpiar las vías respiratorias.

Puede clasificarse en seca y tos productiva. La tos productiva es aquella en la que se expulsa mucosidad o flemas mediante la acción de toser.

Esta no debe suprimirse, puesto que tiene un efecto beneficioso para el organismo. Sin embargo, sí que es posible tomar algo para producir un efecto expectorante y, de esta manera aflojar la mucosidad.

La tos seca es diferente, por lo que sí que es beneficioso intentar suprimirla.

Su causa puede ser por diferentes motivos, por ejemplo, un ambiente con mucho polvo, alergias, aire seco, etc. Los medicamentos que suelen utilizarse para este tipo de tos suelen contener dextrometorfano y difenhidramina, aunque hay alternativas caseras. En las siguientes líneas encontrarás una lista de remedios naturales que te vendrán de maravilla.

1. Una cucharada de miel
La miel es un alimento delicioso, y encima es bueno para tratar la tos. Puesto que es un demulcente, su viscosidad y su propiedades pegajosas son perfectas para esta para combatir este fenómeno, pues recubre y calma la zona irritada. Si la tos es fruto de una enfermedad bacteriana, la miel puede acortar la duración de sus síntomas y mejorar la recuperación. Lo ideal es tomar tres cucharadas de miel al día.

2. Pimienta con miel
En caso de tener tos húmeda, es aconsejable ingerir té de pimienta con miel. Al parecer esto ayuda a estimular la circulación, funciona como alivio y potencia el flujo de flemas.
Para elaborar la receta es simple. Solo hay que añadir a una taza de agua hirviendo una cucharada de pimienta fresca (grano gordo) y dos cucharadas de miel. Seguidamente debe dejarse reposar durante 15 minutos. Por último, la mezcla se debe colar y la infusión ya está lista para beber.

3. Tomillo y miel
Las infusiones de hierbas, como el tomillo, son excelentes para aliviar la tos. Prepare una infusión de hojas secas de tomillo, y endúlcelo con miel, que ayuda también a suavizar la carraspera y el dolor de garganta.
Tómelo a cucharadas o sorbos (tres o cuatro) varias veces al día.
Lo ideal es que al finalizar el día haya ingerido aproximadamente un litro.
Además, puede inhalar, si lo desea, su vapor caliente (tras dejar reposar la infusión durante diez minutos): coloque un paño o toalla sobre su cabeza a la vez que la inclina acercándola al recipiente que la contenga y respire profundamente.

4. Jengibre y miel
El jengibre es un expectorante natural, que además detiene la irritabilidad y el dolor en la parte superior de la garganta. Es ideal para la tos seca. Para aumentar su efecto es posible añadir menta para aliviar definitivamente ese cosquilleo irritante.
La receta de este jarabe es sencilla de elaborar. Solo es necesario utilizar 3 cucharadas de jengibre picado, 1 cucharada de menta seca, 4 tazas de agua y 1 taza de miel.
Primero, hay que picar el jengibre y añadirlo junto con la menta a 4 tazas de agua. Esta mezcla se lleva a ebullición y se deja cocinar a fuego lento durante 15 minutos.
El siguiente paso es dejar que se enfríe levemente.
Después se añade la miel y se remueve hasta que se haya disuelto la mezcla.
Toma una cucharada cada pocas horas. Es posible guardar el jarabe en la dejarlo nevera hasta 3 semanas.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/HLDh3vhmpJ5B42HUNhcIFP

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia