Especiales

Venezuela: Hacia un nuevo modelo energético

Las propuestas han sido presentadas ante la AN en pro de la reconstrucción del SEN y la implementación de nuevas fuentes.
lunes, 27 mayo 2019
energético
lavanguardia.com | La tendencia es la energía solar, fotovoltaica y eólica, del viento

En consecuencia de la crisis existente en el Sistema Eléctrico Nacional, muchas han sido las propuestas que han surgido desde distintas fuentes, las cuales tienen como objetivo, alcanzar la reconstrucción de las centrales hidro y termoeléctricas, para repotenciarlas de acuerdo a las necesidades energéticas de las diferentes regiones del país.

El Colegio de Ingenieros, a través de la Fundación Pensar en Venezuela, de la cual forma parte el Ingeniero Eléctrico Feniel Girón, como profesional en la materia y presidente de esta fundación, ha sido uno de los gremios que de primera línea y a través del estudio de profesionales de gran trayectoria, presentaron una propuesta que contempla, además del diagnóstico del Sistema Eléctrico Nacional actual y sus soluciones para reactivarlo, un análisis de la realidad petrolera, un estudio ambiental y sus efectos y finalmente la novedosa propuesta de la implementación de un proceso de “Transición Energética”, en la cual se modifica el esquema tradicional de oferta y demanda de energía mundial, en la cual las fuentes renovables de energía y el incremento de su eficiencia dejan de lado el uso de los tradicionales combustibles fósiles conocidos en el mercado.

 

¿Qué hacer para resolver la Crisis Eléctrica?

Explicó Feniel Girón, que según el análisis realizado, las causas de la crisis eléctrica están relacionadas con diferentes factores, entre ellos, la politización, por encima de lo técnico o lo económico, la falta de disponibilidad de las plantas, así como la falta de inversión, mantenimiento y gerencia. Sin embargo, la solución también está planteada e incluye la implementación de nuevas políticas, la profesionalización de la industria, la descentralización y regionalización del servicio bajo parámetros de calidad y la capacidad de hacerlo sustentable desde el punto de vista económico y financiero.

Para Girón, la inversión también debe provenir también del sector privado para complementar la pública. Para finalizar el punto aseguró, que la ingeniería venezolana debe estar puesta al servicio de la industria eléctrica.

 

“Es necesario dejar atrás el esquema petrolero”

 

 

Realidad petrolera

El estudio presentado por el Colegio de Ingenieros de Venezuela y la Fundación que preside el Ing. Girón, también hace un análisis de la situación petrolera nacional, tomando en cuenta que este recurso se utiliza para la generación energética. En este sentido, concluyeron que actualmente la realidad petrolera del país no es para nada alentadora, puesto que el porcentaje de caída de la producción es de un 70%. Aseguró que está politizada, que se ha producido la pérdida de activos en el exterior, existe gran parte de la infraestructura en condición de deterioro, la industria está endeudada y sancionada, hay dificultades al acceso de recursos financieros y existe un déficit en lo relacionado al capital humano y gerencial.

 

Desequilibrio ambiental

Por si fuera poco, unido a la crisis eléctrica nacional y la debacle de la industria petrolera, según Girón, existe un tercer aspecto que debe ser tomado en cuenta y que hace inminente la implementación de estas nuevas formas de producir energía y avanzar en el proceso de transición y no es otro que el desequilibro ambiental mundial.

Según la Organización Meteorológica Mundial existe un desarreglo climático que ha generado diferentes situaciones graves en materia ambiental. Explicó Girón que por ejemplo, el año 2015, fue catalogado como el más caluroso antes registrado, así como el aumento en fenómenos como tornados, lluvias y sequías extremas, entre otras consecuencias.

Se refirió también al efecto invernadero, el cual sigue agravándose y cargando de CO2 la atmósfera de la tierra, el aumento de la temperatura a nivel mundial, así como el del nivel del mar, la reducción significativa de nieve en los polos, la desaparición de varios glaciares y la acidificación de los océanos.

En términos cuantitativos, dijo Girón, “se requiere de la reducción progresiva del consumo de combustibles fósiles causantes de estas emisiones, hasta alcanzar un 50 a 70% de reducción con respecto a las emisiones, para evitar que la temperatura media global ascienda 2 °C “

 

¿Qué contempla la transición energética?

En el año 2018, la Comisión, el Parlamento y el Consejo Europeo se reunieron para analizar la situación ambiental y avanzar en el proceso de transición energética, estableciendo ciertos aspectos y condiciones relacionadas con el autoconsumo, el derecho a la autogeneración, almacenamiento y venta de electricidad producida con excedentes renovables, entre otros beneficios para sus usuarios.

Así mismo, se reconocieron los avances que representan estos nuevos paradigmas energéticos, que permiten la implementación de proyectos con mayor rapidez, la descentralización del servicio de acuerdo a decisiones locales, no requiere de combustibles, genera empleos y reduce el impacto ambiental y disminuye los gases que producen el efecto invernadero.

En Venezuela, el potencial de electricidad proveniente del sol y del viento, es considerablemente importante. En cuanto a la energía eólica, del viento, es de 45.195 y el proveniente a la energía solar, la fotovoltaica, es de 2400 Kwh/m2.

Explicó Girón, que la propuesta contempla la creación de un marco regulatorio, basado en la Pirámide de Kelsen, desde la Constitución Nacional, con nuevos planteamientos en materia ambiental aún más específicos, seguidos de Leyes Orgánicas, Ordinarias y Normas y Reglamentos, con el objeto de garantizar un marco regulatorio más favorable, estable y viable a largo plazo, que brinde seguridad jurídica a las inversiones.

“La norma contempla la creación de un sistema de licitaciones que garantice la ejecución de proyectos con metas claras y factibles, desde la instalación, hasta la supervisión oportuna por el ente regulador, así como reglas que promuevan las inversiones hacia la repotenciación y la actualización tecnológica que garantice el tiempo de vida de las instalaciones, así como el servicio.

La idea, dijo Girón, es “minimizar la dependencia energética actual del país, así como la contaminación producida por la generación eléctrica y la adecuación de los incentivos al actual esquema europeo de comercio de emisiones y garantías de origen”

La implementación de este nuevo modelo energético, tiene un campo de acción definido y beneficiaría a diferentes sectores productivos, como el residencial y de servicios, como parte de los sectores de incidencia de las energías renovables, así como el industrial, sustituyendo viejos equipos poco eficientes con elevado consumo de combustible fósil por sistemas eléctricos, como los hornos eléctrico en el sector siderúrgico, el transporte, incrementando la penetración del vehículo eléctrico e híbrido enchufable para el uso particular y de transporte ligero y fomentando el uso del ferrocarril para mercancías y del transporte público urbano basado en soluciones eléctricas

 

Sólo dos décadas

Para Girón, existe el concepto errado de que los cambios climáticos no se harán sentir en mayor medida todavía, pero la realidad es distinta. Hay otros que suponen que la implementación de estos nuevos modelos energéticos requieren de años, pero según su experiencia y estudio, solo se necesitan dos décadas para comenzar a sentir la transición energética y que sobre todo en nuestro país, la urgencia y la necesidad es inminente, motivado por la grave crisis económica, que nos obliga a dejar de depender de una vez por todas del negocio petrolero, que van de la mano de la implementación de programas integrales de formación de recursos humanos especializados.

 

Financiamientos y Fondos

Para proveer el financiamiento y los fondos para que los gobiernos, incluido el de Venezuela, tenga acceso a la implementación de estos nuevos modelos, existe un régimen internacional en la materia, conformado por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Protocolo de Kioto y su enmienda de Doha, y el Acuerdo de París.

Girón explicó que son muchos los organismos que ofrecen estos recursos, más allá de los tradicionales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, entre ellos, Fondo de Adaptación, Fondo para los Países menos Desarrollados, Fondo Especial para el Cambio Climático, Fondo Verde del Clima, Programa REDD de las Naciones Unidas, Alianza Global para la Auditoría Social, Programa de Pequeñas Donaciones, entre otros.

 

Tendencia Mundial

En Europa, ya existen en funcionamiento unos 12 mil carros eléctricos. En China, en un año se ha logrado generar 51gigavatios. En EEUU, la cifra oscila alrededor de los 10 mil gigavatios. En España, existen actualmente 61.456 instalaciones en funcionamiento, que generan 4.867 MW de potencia instalada en funcionamiento. Experiencias similares avanzan en países como Turquía, Suiza, Alemania, Reino Unido, Francia, Portugal y Holanda, entre otros, todo proveniente de la energía eólica y solar; es decir, el uso del viento y el sol para producir energía.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/HWyKZ9dACBI9Tl0joLIRVu

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

 

Lea Tambien: