Especiales

“Ser bombero es querer servir a la ciudadanía”

Cada 20 de agosto se celebra el Día del Bombero cuyo lema de labor es “disciplina y abnegación”.
martes, 20 agosto 2019
Archivo PRIMICIA | El trabajo en equipo es fundamental para cumplir con la labor

Para ser bombero no es cuestión de hacer un curso y listo ya somos bomberos, no; se debe primero ser humano, debe gustarte ayudar, colaborar, sentirse identificado con la comunidad, pues este es un trabajo social que implica entrega y mucha disciplina; ‘es mi vida por la tuya’ y se debe estar consciente de que uno se prepara para saber cómo actuar ante una emergencia y con ello proteger y cuidar al otro”, indica Ayalis Solano, primer comandante y directora del Cuerpo de Bomberos del municipio Caroní.

Muchos de los funcionarios que formaban parte de este organismo se han ido, por razones personales y compromisos familiares. “Debajo de este uniforme hay una persona, nosotros también padecemos y vivimos igual que cualquier otro ciudadano las situaciones de nuestra ciudad y nuestro país”, expresa la comandante (B) Solano.

Sin embargo, afirma que continúan trabajando con fe y esmero, con el apoyo de sus voluntarios, brigadas y compañeros. “Ser bombero no genera un sueldo millonario; al contrario, te entrega la posibilidad de conocer y tratar a muchas personas, recibir la satisfacción de haber ayudado o salvado a alguien”, reseñan los oficiales.

Son más de 60 funcionarios, en distintas sedes de la ciudad, tanto en San Félix como en Puerto Ordaz, que están dispuestos a servir a la gente que recurra a ellos.

Primera mujer Comandante

Ayalis Solano nació en Caracas y siendo pequeña se vino con su familia a la ciudad. Es la mayor de tres hermanos y se formó como licenciada en Administración de Empresas, con maestría en Finanzas y desde hace tres meses el alcalde de Caroní le otorgó una gran responsabilidad: llevar la Comandancia del Cuerpo de Bomberos del municipio.

“En 49 años primera vez que una mujer lleva el mando; debo confesar que nunca me visualicé en esto pero, estoy enamorada de mi profesión y aunque todavía no me lo creo, estoy cada día poniendo todo mi esfuerzo, junto a mi equipo, para lograr cumplir con la responsabilidad”, dice Solano.

Son 21 años de servicio ininterrumpidos que cumple la funcionaria. Ha logrado servir en varias sedes de bomberos a escala nacional, lo que, según su experiencia, le ha permitido conocer los diferentes escenarios que se viven en esta profesión; actualmente suma a su currículum estudios de postgrado en el área bomberil.

“Dios te coloca en circunstancias que te permiten cumplir un papel importante y a través de ciertas personas que creen en ti, que ven tu potencial, te apoyan e impulsan a lograr los retos que se te presenten”, explica la directora del Cuerpo de Bombero de Caroní.

Afirma que “hay que prepararse y formarse para lograr ser buenos profesionales, sea cual sea la labor que estemos llevando a cabo. Diariamente le pido a Dios que me brinde la sabiduría para poder ejercer de la mejor forma”.

Igualmente reveló que como directora se ha propuesto rescatar la autoestima del talento humano del cuerpo de bomberos de Caroní, para que vuelvan apreciar la profesión.

“Soy apasionada con mi trabajo, me entrego, reconozco que a veces esta carrera nos priva de compartir o estar con la familia y amigos, pero esto es parte de la responsabilidad que debemos asumir”, declara la comandante (B).

Cuenta que en el año 1998 le tocó servir en un incendio que ocurrió en el sector campesino San Jacinto, vía a Ciudad Bolívar; allí murieron tres menores de edad. Junto con un compañero les tocó rescatar los cuerpos que quedaron completamente calcinados, dos de ellos estaban unidos, porque se habían refugiado detrás de una cesta de ropa y estaban abrazados.

“Nos tocó ubicarlos y despegarlos para poder trasladarlos, fue una situación difícil, es complejo no involucrar emociones, pero debes hacerlo porque debes ser profesional”, detalló.

Descubrir la vocación

Freddy Urbaneja, sargento primero y segundo comandante de los Bomberos de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (Uneg), estaba estudiando Seguridad Industrial y veía la formación que estaba recibiendo como un pasatiempo.

“El contacto con la comunidad fue lo que me llevó a tomarle más cariño a lo que hacía, a desarrollar mi vocación de servicio. Hubo una experiencia que me marcó mucho, fue perder un compañero en servicio. Ocurrió en el incendio del comercio llamado El Tijerazo, ubicado en el Centro Cívico en Puerto Ordaz. Él se formó conmigo y otros amigos, falleció ahí y me tocó sacar su cuerpo. Fue duro. Sabemos que esto implica mucho riesgo pero debemos ser valientes”, explicó.

Momentos inspiradores

Jean Mota, teniente y segundo comandante del Cuerpo de Bomberos del municipio Caroní, aunque se formó como técnico superior en Seguridad Industrial, viene de formarse desde las brigadas bomberiles, incluso su papá es bombero retirado, “prácticamente nací aquí y he estado la mayor parte de mi vida al servicio de la ciudad”.

Una de las experiencias que recuerda y que suma también para inspirarse a continuar su labor fue asistir un parto. “Estaba en la sede de bomberos municipales ubicada en Luis Hurtado Higuera, en San Félix, llamaron para reportar que una señora se encontraba en su casa a punto de dar a luz. Así fue, debajo de una mata le ayudamos, mientras llegaba la ambulancia. Todo resultó bien, hoy ese niño tiene 9 años y soy su padrino”.

Por su parte, Lino Blanco, teniente e inspector general de los Servicios del Cuerpo de Bomberos, viene desde el municipio Heres a colaborar en Caroní.

Tiene 19 años de labor como bombero y además ha desarrollado otras profesiones. “Yo no sabía que esta profesión existía”. Expresa que ha sido todo un reto, eso le ha permitido estar constantemente entre los primeros puestos, hasta el punto de ser el tercero al mando.

Noel Urrieta, cabo primero e inspector en el área de Prevención del cuerpo de bomberos, estudia Ingeniería Industrial, va por su 9º semestre en la Uneg y fueron sus compañeros que lo motivaron a sumarse al equipo.

“Cuando estuve en el incendio que se presentó en el Santo Tomé IV en Alta Vista fue que me tocó vivir muy de cerca lo que es ser bombero, sentí miedo, pero eso pasa a un segundo plano porque sabes que debes cumplir con tu responsabilidad y es proteger a otros”.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/LhEbjobphJH16UQ9OUf05O
También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

error: