Especiales

Recorrido por los siete templos: Compromiso y agradecimiento a Dios

Corredores crearon una ruta de 18 kilómetros pasando por iglesias en Puerto Ordaz, carrera que retomaron tras dos años de pausa por la pandemia.
viernes, 15 abril 2022
Cortesía | Retomarán el recorrido tras dos años de pausa por la pandemia

El compromiso con Dios y la religión católica, para agradecer o pedir, son algunos de los motivos que mueven a los guayaneses para cumplir con el tradicional recorrido por los siete templos entre Jueves y Viernes Santo.

Alexandro D’Amelio inició en 2015 su camino pastoral por cuenta propia, de la misma forma arrancó con la tradición de recorrer los siete templos cada viernes de Semana Santa.

El joven católico no visitó los templos en 2020 y 2021 por el tema de la pandemia por la covid-19 y la escasez de combustible.

“Lo hago porque representa para mí acompañar a Jesús en su pasión y agradecerle por dejar en el mundo el don de la eucaristía y el sacerdocio”, expresó.

Sus peticiones son por el mundo, por Venezuela, Ciudad Guayana, su comunidad y su familia, por algún problema actual, y por último por sí mismo. “Son siete peticiones, una por visita”, dijo.

Confesó que durante los dos años de confinamiento por coronavirus hizo el recorrido en su casa, pronunciando siete oraciones y recorriendo siete espacios de la vivienda, como una forma de seguir cumpliéndole a Dios.

“La visita de los siete templos es para mí un regalo maravilloso, en el cual me siento feliz de hacerlo y que aunque existan dificultades por las diferentes situaciones que se presenten, siempre el Señor te guía para que una vez le digas que sí a su voluntad”, resaltó.

Por su parte, Johana Guipe relató que realiza el recorrido desde que era una niña y se volvió una tradición familiar por sus abuelas.

“Mi abuela decía que se rezan tres Ave María, un Padre Nuestro y un Gloria en cada altar. Luego pido por la salud de todos, paz y sabiduría al mundo”, apuntó.

Mientras que, Manuel Díaz inició con la tradición en 1971, tras aceptar la invitación de unos amigos en Ureña, desde ese momento la cumple cada año.

“Soy pecador, pienso que de alguna manera ese día es mi penitencia, como no es fácil ir. Sé lo que cuesta hacer el recorrido, pagando por todos los pecados que he hecho”, mencionó.

Sobre las peticiones, Díaz admitió que no realiza ninguna. “Rezo el Padre Nuestro y Ave María, solo doy gracias”, contó.

Renovar la devoción

El sacerdote José Gregorio Salazar recordó que en Venezuela el recorrido de los siete templos es importante porque se emula el camino que realizó Jesucristo antes de ser crucificado.

“Vamos meditando lo que aconteció en cada uno de esos lugares que visitó nuestro señor Jesucristo antes de sufrir la crucifixión”, afirmó.

Salazar destacó que el tradicional recorrido se remonta a la época de la Colonia, cuando se visitaban las iglesias para adorar al Santísimo Sacramento en los distintos altares o reservas de los templos.

“El número siete, la simbología viene a recordar no solo los sacramentos, sino la perfección que Nuestro Señor Jesucristo buscaba en las cosas”, declaró.

El sacerdote de la parroquia Nuestra Señora de Coromoto, en Los Olivos, admitió que mantener la tradición es difícil por las dificultades de trasladarse de un lugar a otro.

Sin embargo, invitó a visitar las iglesias más cercanas o hacer el recorrido virtual por las parroquias que tengan presencia en redes sociales. “Que se masifique la actividad a otros entes que puedan acompañar”, solicitó.

El José Gregorio Salazar

Por otro lado, el párroco Gerardo Moreno resaltó que el recorrido también es para pedir perdón a Dios porque “Cristo sin ser culpable ni cometer pecados dio la vida por nosotros”.

Moreno definió el camino entre los siete templos como una forma de volver a Dios.

Añadió que en esta Semana Santa pide que los guayaneses sean sorprendidos con las buenas noticias de Dios y sus bendiciones.

“Que nosotros seamos siempre agradecidos con Dios por amarnos tanto sin nosotros merecerlo (…) Durante la Semana Santa es saber que nos acompaña no solo para el resto del año, sino para el resto de nuestra vida”, dijo.

El sacerdote Frank Márquez, párroco del Santuario de la Inmaculada Concepción, indicó que además de recorrer los templos, se hace una oración especial, pidiendo perdón a Dios “porque lo hemos abandonado”.

“No cultivamos de manera frecuente la oración, le dejamos muy poquito tiempo (…) Esta tradición también va unida a que el Jueves Santo, el Señor instituye el mandamiento nuevo del amor, la eucarística y el sacerdocio ministerial”, señaló.

Sobre la importancia de esta tradición, comentó que para la feligresía de Ciudad Guayana y la iglesia en general deben renovar la devoción de la visita a los siete templos.

“Y si no se puede por las dificultades de transporte, permanecer jueves y viernes santo en oración, entrega del señor por nosotros, por nuestra salvación”, agregó.

Márquez lamentó que se están atravesando momentos difíciles en el ámbito mundial, nacional, a lo que definió como “una gran noche oscura”.

“Retomemos la tradición, renovar nuestro compromiso en la Semana Santa, la visita de los templos, que repercute de manera positiva a nivel personal, familiar, eclesial y social (…) animo a la feligresía a tener presente al señor que se entrega por nosotros”, expresó.

Amplia concurrencia

 

Desde hace ocho años, un grupo de corredores se decidieron a hacer el recorrido por los siete templos, como una forma de agradecer a Dios por mantenerse activos en la práctica de atletismo.

Patricia Rodríguez, presidenta del club OCR Pemón y una de las pioneras de la actividad, relató que buscaban aprender el porqué de la tradición y así se fueron uniendo más personas cada año.

“Todos los clubes se entusiasmaron, hasta ahora nosotros hemos tenido una concurrencia bastante amplia y súper  chévere, todo el mundo feliz con la carrera”, contó Rodríguez.

El recorrido de 18 kilómetros inicia en la iglesia Santísima Trinidad, en Unare I; y culmina en la iglesia Jesús de Nazareno, en Villa Brasil, en la parroquia Cachamay, donde realizan un compartir entre los atletas.

En cada templo son recibidos por el párroco, que dirige la oración y unas palabras para los corredores antes de continuar con su camino.

El evento se reanuda este 2022 luego de dos años sin realizarse por la pandemia. La última vez que se llevó a cabo asistieron entre 80 a 100 personas.

“Es muy bonito, te llena de una paz espiritual (…) Las expectativas son buenas, creo que va a ir bastante gente, esperamos concurrencia de personas, niños, hay tres personas que hacen caminata y esperamos que nos acompañen este año”, expresó.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente linkhttps://chat.whatsapp.com/KmIu177vtD1K9KnLMwoNgo

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

error: