Especiales

Pacientes trasplantados: Un largo proceso para obtener calidad de vida

El Día Mundial del Paciente Trasplantado se celebra cada 6 de junio, fecha proclamada por la Organización Mundial para la Salud.
domingo, 06 junio 2021
Cortesía | En Venezuela el programa de trasplante tiene 4 años suspendido

Con el objetivo de impulsar la cultura de donación de órganos para otorgar una oportunidad de vida a quienes lo necesitan, cada 6 de junio se celebra el Día Mundial del Paciente Trasplantado.

Esta fecha fue proclamada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de resaltar la importancia de la donación y trasplante de órganos como alternativa de vida.

En Venezuela, el programa de trasplante de órganos lleva cuatro años suspendido, dejando a miles de pacientes a la espera.

Dos pacientes trasplantados de Ciudad Guayana contaron su experiencia a PRIMICIA después de varios años de haber recibido uno.

José Rinaldi se encontraba en la isla de Margarita cuando empezó a sufrir de “problemas eléctricos” en su corazón. En 1996 fue diagnosticado con un bloqueo trifascicular y miocardiopatía dilatada severa en fase cuatro.

A pesar de haber usado varios marcapasos, la enfermedad avanzaba y su médico le recomendó apuntarse en el plan de trasplante. “Padecí la enfermedad ocho años y medio. Me decía que la enfermedad estaba en una pausa pero se podía deteriorar”, relató.

Rinaldi definió el proceso de recibir el trasplante como “largo, complicado y difícil”. Antes de recibir el nuevo corazón, debió comprar el tratamiento inmunosupresor para evitar el rechazo.

“El proceso de trasplante en sí es complicado. Tienen que ver la talla y tipo de sangre, lo más difícil es la espera. Hay muchas cosas que hay que tomar en cuenta”, afirmó.

Añadió que los pacientes deben atravesar por una serie de exámenes médicos y consultas psicológicas. “Hay que estar preparado para recibir el órgano de otra persona”, acotó.

Antes de recibir el nuevo corazón, el médico cirujano le explicó que le abrirían el tórax pero si el corazón no servía, suturaban y seguían esperando.

Rinaldi recibió el trasplante de corazón el 18 de marzo de 2005, fue operado en una clínica cardiovascular en Medellín, Colombia.
Calificó su proceso de recuperación como un milagro, ya que solo pasó 19 días hospitalizado entre cuidados intensivos e intermedios.

“La actitud es importante. Tener voluntad, yo al día siguiente me senté, la gente tiende a pasar un mes. También es importante la alimentación adecuada”, admitió.

“Es milagroso”

Rinaldi recibió el corazón de un joven deportista de 24 años, quien habría fallecido en un accidente de tránsito. Sobre el tratamiento después de haber recibido el trasplante, confesó que al principio lo recibía todos los meses en el Hospital Dr. Raúl Leoni, en Guaiparo.

Sin embargo, dejó de estar disponible en dicho centro de salud y optó por comprarlo fuera del país. “Ahora conseguirlo es prácticamente imposible. Hay muchos pacientes trasplantados que no sé cómo lo conseguirán”, expresó.

Rinaldi mencionó que en la actualidad lleva su vida totalmente normal. Es entrenador y árbitro panamericano de karate. “Es un proceso milagroso, es maravilloso. Me desperté y sentí un corazón, como desde hace años no lo sentía. Sentí que tenía una locomotora”, resaltó.

Una vida normal

Según un informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en 2016, el trasplante de riñón es el más frecuente entre los órganos sólidos con más de 33.000 trasplantes, seguido del hígado con 11.000.

Iván Romero fue diagnosticado con falla renal en 2009. Se mantuvo cinco años cumpliendo tratamiento y dieta pero los valores de urea y creatinina comenzaron a subir. Relató que no le quedaba otra alternativa que empezar a hacerse diálisis o recibir el trasplante renal.

“Mi experiencia en un primer momento fue fuerte. Mucha angustia, tristeza, depresión”, expresó Romero. Agradeció a Dios por no pasar por diálisis ni tener que esperar como otros pacientes por un riñón. Recibió el trasplante el 28 de agosto de 2014, la operación fue llevada a cabo en Caracas.

Explicó que el proceso para recibir un trasplante es complejo, por la cantidad de pruebas que tenían que realizarse tanto el que recibirá el órgano como el donante.

Romero mencionó que la prueba más importante de todo el proceso es la de compatibilidad, para determinar si puede recibir el órgano donado.Su tratamiento como paciente trasplantado lo denominó como “de alto costo” y reveló que lo consigue a través del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss) en el Hospital Uyapar, en Puerto Ordaz.

El órgano fue donado por su hija Ilusión, quien organizó todo el proceso. “Estoy agradecido con ella por el resto de mi vida”, destacó. Romero tiene 65 años y resaltó los beneficios de ser un paciente trasplantado.

“Para mí significa tener calidad de vida, poder llevar una vida normal, con muy pocas limitaciones, gracias a Dios”, declaró.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/I2kSXaefTBA49tkAc1gOxU

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: