Especiales

Lo que debes saber del melanoma 

El solar y no exponerse al sol continúan siendo las mejores formas de prevención.
jueves, 23 junio 2022
Cortesía | Es importante la revisión periódica de la piel y acudir al dermatólogo ante cualquier duda

El melanoma es menos común que algunos otros tipos de cáncer de piel, aunque tiene más probabilidades de crecer y propagarse. La dermatóloga Deisy Castillo comentó que si esta enfermedad se detecta a tiempo el pronóstico de vida es igual al de una persona sana, pero si se retarda el diagnóstico puede acabar con la vida de un individuo.

Las tasas de melanoma han aumentado en las últimas décadas, pero esto ha variado según la edad. Según la especialista, este tipo de cáncer se presentar en la piel por un lunar que cambie de color, forma, tamaño, o que sangre, “o aparecer en una lesión que tu no te habías visto, una lesión que puede ser oscura, marrón o rosada, una lesión que crezca sobre todo en la etapa adulta”.

Otra señal importante es algún lunar que luzca distinto a los otros en la piel (conocido como el signo del patito feo). 

La enfermedad se desarrolla cuando ocurre un cambio en los melanocitos (células pigmentadas de la piel).

Síntomas

La Sociedad Americana Contra El Cáncer, explica que la regla «ABCDE» es útil para recordar los síntomas de advertencia de melanoma:

-Asimetría: La forma de la mitad del lunar no coincide con la otra mitad.

-Borde: Los bordes son irregulares, dentados, desiguales, o borrosos.

-Color: Pueden tener tonos de negro, marrón, y tostado. También se pueden ver zonas blancas, grises, rojas, o azules.

-Diámetro. El diámetro suele ser mayor a 6 milímetros (mm) o haber crecido de tamaño; esto es 1/4 de una pulgada, aproximadamente el tamaño de la goma de un lápiz. El melanoma puede ser más chico cuando se lo detecta por primera vez.

-Evolución: El lunar fue cambiando de tamaño, forma, color, o aspecto, o está creciendo en un área de la piel que era normal. 

Además, cuando se desarrolla un melanoma en un lunar existente, la textura del lunar puede cambiar y se puede endurecer o abultar. Si bien es posible que la lesión cutánea se sienta diferente y produzca picazón, supuración o sangrado, una lesión cutánea de melanoma, por lo general, no causa dolor.

Castillo comentó que un melanoma puede aparecer en un lunar de nacimiento y que cambie de forma, de tamaño o de color; o que aparezca una mancha, nódulos, o un tumor que la persona jamás se había visto.

“El diagnóstico definitivamente va ser siempre en la piel, y la va a diagnosticar el dermatólogo que es el médico encargado para esta patología, y lo hace con un instrumento especial que se llama dermatoscopio, que es capaz de mejorar la apreciación del melanoma”, enfatizó.

También destacó que si el paciente padece otros síntomas en otras partes de la piel ya está presentando metástasis, que si mide más de un milímetro se puede expandir para todo el cuerpo.

¿Quiénes tienen más probabilidad de padecerlo?

Hay cuatro tipos de melanomas: el lentigo maligno, de extensión superficial, lentiginoso acral y el nodular. 

El lentigo maligno generalmente es en áreas expuestas, en áreas de exposición solar, al igual que el de extensión superficial, “las personas que son blancas, que llevan sol de forma intermitente, tienen más probabilidades de padecerlo”, dijo la dermatóloga.

Destacó el melanoma que aparece en las partes acrales, como los pies. Este cáncer es frecuente en los asiático y personas de color.

Prevención

La doctora aseguró que hay dos maneras de prevención. Con el uso de protector solar en las áreas fotoexpuestas (cara, cuello y brazos), “si una persona va a la playa, al río o al club, tiene que usar protector cada dos horas”.

Dijo que es importante en los niños evitar las quemaduras solares, ya que en una etapa adulta esas quemaduras pueden ocasionar el melanoma. 

La segunda forma de prevenir esta enfermedad es consultando al dermatólogo, “todo el mundo debería ir al dermatólogo por lo menos una vez al año, porque siempre sale algo en la piel y debemos consultarlo con el especialista”, agregó la dermatóloga.

Tratamiento 

El tratamiento siempre es quirúrgico a menos que sea inoperable, “hay que quitarlo y dependiendo del grosor y la extensión, se le hará tratamiento adyuvante con quimioterapia o inmunoterapia”, recalcó la dermatóloga Deisy Castillo. 

La Sociedad Americana Contra El Cáncer dice que “para algunas personas, puede que el melanoma nunca desaparezca por completo. Estas personas pueden recibir tratamiento de forma habitual con inmunoterapia, terapia dirigida, quimioterapia, u otros tratamientos para ayudar a mantener el cáncer bajo control por el mayor tiempo posible. Aprender a vivir con un cáncer que no desaparece puede ser difícil y muy estresante, ya que de por sí causa incertidumbre”.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/EYG9YmFLInNEV9d04FckjG

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

error: