Especiales

La Fundación: un parque en ruinas

Espacio e inmediaciones han sido escenario de actos delictivos.
viernes, 05 julio 2019
Elieser Silveira | Entrada deteriorada y desolada

El abandono y la descomposición se han apoderado del Parque La Fundación. Parece que el sitio, un símbolo de la historia de Ciudad Guayana, ya no tiene dolientes.
Desde la seguridad hasta las áreas verdes se nota el deterioro.

Hace unos 10 años los niños insistían a sus padres para visitar aquel lugar tan divertido, pero hoy la mayoría intenta estar lo más lejos posible.

Los más pequeños, ni tampoco los adultos, ven el atractivo un espacio enmontado, contaminado y oxidado.

Los deportistas ya no se atreven a realizar sus ejercicios y carreras matutinas, pues el lugar no transmite la sensación de seguridad.

Incluso, los funcionarios policiales que cada día se ubicaban en la entrada y dentro del sitio, para velar por el bienestar de los visitantes, ni siquiera están presente.

En definitiva, lo que un día fue un lugar recreativo con cientos de visitantes, ahora se ha reducido a un punto desconocido.

Utilidad actual

Aunque La Fundación fue construida en un principio para la recreación, ahora el único atractivo son los productos que ofrecen algunos guayaneses que se dedican a la economía informal enfrente.

También se ha transformado en un vertedero de desechos sólidos, pues semanalmente y sin ningún tipo de restricción, camiones recolectores de basura transitan por la entrada hasta adentrarse y depositar su carga.

Los vehículos que realizan estas acciones ya han marcado un camino y con las constantes descargas que hacen ha surgido otro problema: indigentes que hurgan entre la basura y hacen vida allí.

Sucesos registrados

En mayo de 2018 se encontró el cuerpo de un recién nacido a pocos metros de la cerca perimetral del parque, que se presumía era una de las mujeres que vivía en La Fundación.

El 13 de mayo de este año se hallaron tres cuerpos en las inmediaciones del parque. Las víctimas presentaban heridas por arma de fuego.

Según comentaron los vecinos de sectores cercanos, el sitio, por la gran cantidad de maleza, se ha convertido en el espacio perfecto para perpetrar robos.

Historia

En los años 60, Rómulo Betancourt sellaba la creación de Ciudad Guayana con un acto simbólico en lo que hoy sigue siendo el Parque La Fundación.

Y para conmemorar esa fecha se creó un formato histórico para representar a las Empresas Básicas de la ciudad. Se levantaron monumentos con el fin de mostrar a los guayaneses cuál era la producción de cada una.

En la actualidad estas estructuras están rotas y oxidadas, al igual que el monumento que muestra el rostro de Betancourt.

Las piezas de bronce que tenían algunas de las obras fueron hurtadas. De la misma manera, las fuentes, cantinas, baños y otras áreas se han convertido en territorio de los indigentes.

Tuberías rotas inundan parte de la acera y vía de acceso al sitio, provocando también moho. Asimismo, se ha observado la quema de árboles y desechos sólidos en el sitio.

Gran parte de la cerca perimetral ya no existe. Las áreas verdes están descuidadas, algunas secas y otras han crecido. El alumbrado es nulo, provocando que el terreno a oscuras sirva para los ociosos.

Para colmo de males, de las grandes letras que formaban la frase “Ciudad Guayana”, ya no queda ninguna.

Patrimonio acabado

El Parque La Fundación es una de las obras que, dentro del municipio Caroní, han sido nombradas Patrimonio Cultural Venezolano, título que se concede de acuerdo al valor histórico, cultural, plástico o ambiental.

En el Catálogo de Patrimonio Venezolano, que realizó su último censo entre el año 2004 y 2007, se deja claro que la Alcaldía del municipio Caroní es el ente responsable del mantenimiento de La Fundación; sin embargo, la tarea no se cumple desde hace varios años.

Aunque en 2018 las autoridades se comprometieron a restaurar ese y otros lugares de esparcimiento, hasta el momento no ha ocurrido.

El equipo reporteril de PRIMICIA intentó contactar a representantes de la municipalidad encargados del tema de los parque; no obstante, no fue posible obtener información al respecto.

Mientras tanto, Gabriela Alvarado, representante del Instituto de Patrimonio en el estado, declaró que para poder realizar acciones, es necesario que una persona o un grupo denuncie las condiciones en que se encuentra tal sitio.

Informó que para que este proceso se dé, es necesario que el denunciante presente una comunicación plasmada en un algún medio o ente para verificar que se hizo pública la queja.

Después de esta acción, el instituto debería iniciar su propia investigación para comprobar el estado de deterioro del patrimonio y los posibles responsables.

Luego, a través de sanciones, podrían obligar a las autoridades correspondientes a realizar trabajos de recuperación en el patrimonio en cuestión.

Pero, hasta ahora, nadie en la ciudad ha presentado ninguna queja formal.

¿Seguridad en peligro?

Aunque suene ilógico, la seguridad de La Fundación, cuando aún estaba presente, corría peligro.

Se conoció que el personal de vigilancia del parque, proveniente de la CVG, al no estar autorizado para portar armas, en muchas ocasiones fue amedrentado cuando efectuaba su
trabajo.

En una oportunidad los empleados fueron amordazados y agredidos por delincuentes para ingresar y lograr robar materiales del lugar de esparcimiento.

Esperanza de recuperación

Según Juan Carlos Gutiérrez, asesor legal de la Vicepresidencia de Desarrollo Territorial de la CVG, quien ha dirigido las acciones de recuperación del Parque Cachamay, pronto se iniciarían los trabajos de restauración de La Fundación.

Al cuestionar las razones de la falta de vigilancia en el sitio, indicó que ya están coordinando con la Guardia Nacional y la Policía Nacional para que algunos funcionarios presenten el servicio dentro de las instalaciones de los parques.

“Con la finalidad de que las personas y las familias, cuando visiten a los parques, tengan realmente la sensación de seguridad que una vez tuvimos”.

En los trabajos de reparación que requiere este patrimonio estarían participando la alcaldía, la gobernación, la CVG y varios cuerpos de seguridad.

Se espera que los entes encargados organicen actividades para orientar a los guayaneses a velar por sus espacios, además de crear campañas de conservación.
Gutiérrez destacó que ya varios civiles se han sumado al proceso de restauración del Cachamay y que también trabajarían para el beneficio de La Fundación.

La enseñanza es la clave

El deterioro del parque no solo recae en las autoridades, pues muchos ciudadanos también incumplen con su deber de respetar los espacios.

Gabriela Alvarado señaló que es necesario que los guayaneses sean instruidos en todo lo referente a las leyes de patrimonio y al cuidado que se le debe a las áreas de esparcimiento.

Instó a los habitantes a tener conciencia.

Recomiendan a las personas que asistan a talleres de formación y aprendizaje que se realizan desde el Instituto de Patrimonio para que puedan conocer a profundidad los bienes que forman parte de la historia de la región, sepan las normas que los amparan y así puedan apreciarlos y cuidarlos.

En los últimos años solo se han visto escenarios oscuros para La Fundación. Hurtos, robos, muertes, desechos sólidos y contaminación es lo que ahora reina en el sitio.

Dependerá de los residentes de esta ciudad y de sus gobernantes detener o contribuir con su proceso de deterioro.

 

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Fhv1cSBfZWLLezfVJftHPN

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

error: