Especiales

Hospital Guaiparo en desidia

El deterioro de las instituciones públicas sigue evolucionando.
domingo, 10 noviembre 2019
Eliéser Silveira | No tienen servicios básicos para atender a los pacientes

Luis Alfredo Torres, de 63 años, llegó a primeras horas de la mañana al hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo en San Félix, debido a una hemorragia que presentaba mientras orinaba. Al llegar a la institución, la respuesta por parte de los mismos fue “no tenemos especialistas que puedan atender al señor, ni tampoco los medicamentos necesarios, deben irse al Uyapar”, explicó Isabell Torres, hija del paciencia.

Con gran dolor y desesperación, esperaron fuera del hospital para buscar la manera de irse, durante la espera, transcurrieron más de cinco horas. Mientras estaban en el sitio, los dolores seguían afectando a Luis, quien se encontraba sin camisa y destilando sangre mientras caminaba. “No tenemos como movernos, ni el dinero suficiente” afirmó Isabell, mientras su padre seguía repitiendo “me estoy muriendo, me estoy muriendo”.

“No sabemos qué está pasando”
La realidad de las condiciones en las cuales se encuentran las instituciones médicas de la ciudad, no escapa del conocimiento de los guayaneses. El hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo desde hace varios años, ha ido deteriorándose, no solo en estructura sino también de manera interna.

Los familiares de los pacientes que se encuentran recluidos, explicaron que al ingresar “piden absolutamente tod, hasta el papel para escribir los medicamentos” exclamó un familiar quien se encontraba fuera de las instalaciones, esperando.

Muchas áreas del centro asistencial se han visto en la obligación de cerrar, ya que, no cuentan con los insumos necesarios para atender a los pacientes. Otro de los factores que ha influido al cierre de estas áreas, son las reparaciones en las infraestructuras.

“Hay pasillos completamente oscuros, a veces no hay agua y ellos (los familiares) están ahí y en ocasiones no sabemos qué está pasando, porque tampoco nos dejan pasar” aseguró Roberto Pérez.

Asimismo, allegados de los pacientes, aseguran que “los baños están asquerosos, eso es inaceptable para cualquier paciente o personal”. Además, se le suma la falta de productos de limpieza para mantener las áreas en las condiciones adecuadas. El personal médico afirmó que, en ocasiones, los familiares de los pacientes han tenido que recurrir a llevar ellos mismos los productos de limpieza para colaborar y evitar que su estado de salud empeore.

“No atienden a nadie”
El colapso de aguas negras, los daños en las estructuras, la falta de insumos, de fármacos, las infecciones y las malas condiciones en las que se encuentra el hospital, son algunos de los problemas que se presenta.

La contaminación de las áreas internas y externas del hospital, han empeorado, en algunos casos, la salud de los pacientes que acuden a la institución.
La incorrecta o poca limpieza que se hace en las áreas del centro de salud ha presentado un deterioro progresivamente, incrementando de esta manera, las infecciones y bacterias en el lugar.

Aunado a esta problemática se presenta, la ausencia de especialistas en Guaiparo, porque algunos se han ido del país; otros, se han visto incapaces de seguir trabajando en un lugar donde “no atiende a nadie”.

La deserción de médicos, trabajadores y enfermeras han incrementado el mal estado de la institución. Maritza Moreno, explicó que para muchos de los trabajadores se les complican en gran escala poder llegar al trabajo, debido a la situación país que afecta desde el transporte, como la alimentación y el bienestar de sus familias respectivamente, es por ello, que algunos, se han visto en la obligación de abandonar el trabajo, solo pocos continúan laborando en el hospital Guaiparo. A raíz de esto, el personal se ha manifestado a través de varias denuncias y protestas, pero no han obtenido alguna respuesta positiva por parte de algún ente gubernamental.

Moreno, sin embargo, aseguró que todos los que siguen laborando lo hacen con pasión, porque aman su profesión y su misión es ayudar a las personas.

Paro en salud
Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Profesionales de la Enfermería de Caroní hizo un llamado la última semana de octubre para una paro nacional de 24 horas debido a la escasez de insumos, medicinas, instalaciones adecuadas y personal capacitado.

Los protestantes, explicaron que al recibir a los pacientes lo que hacen es “verlos morir” porque no tienen los insumos necesarios para brindar la atención adecuada.

Estas problemáticas se han estado agravando con el pasar de los meses, por lo que cada vez, atienden a menos cantidad de personas en las instituciones públicas.

Isabell Torres, aseveró que cuando llegó al hospital los mandaron al Uyapar y ella explicó que venían de allá y que tampoco tenían para atender a su padre.

“Esto es una completa agonía, porque no es solo esperar que nos atiendan, es que hayan camillas para dejarlos, que consigamos los medicamentos por fuera”, anunció preocupada.

Eugenio Goitia, expresó su molestia al comentar que ha llevado los insumos que les han pedido los médicos pero “no sé qué hacen con ellos, la última vez, me pidieron dos de algo en especifico, traigo cuatro para no tener que volver a salir, y me vuelven a pedir el mismo medicamento, entonces ¿qué está pasando?, alegó.

Alimentación
Las enfermeras y médicos que continuan trabajando en el hospital, manifestaron su preocupación por la falta de alimentación que se les brinda a los pacientes que están hospitalizados, explicando que solo otorgan “un pedazo de auyama, una sardina frita y agua de avena”.

A su vez, comentaron que las personas que necesitan una dieta balanceada por un tratamiento en especifico, no tienen otra opción que comer lo que se les entrega.

“Es increíble que las autoridades no hagan nada para solucionar esto, aquí si no te mueres por falta de medicamentos, te mueres de hambre”, alegó otro familiar mientras esperaba afuera.

Los cercanos a los pacientes, se han hechos cargo, también, de la alimentación de cada uno de ellos. Llevan diariamente los desayunos, almuerzos y cenas para mantener “saludable” a sus familiares.

A su vez, voluntarios de las iglesias evangélicas contribuyen llevándoles arepas y sopa a los enfermos e incluso a todo el personal del centro asistencial.

Auxilio
Los médicos de la zona, siguen haciendo presión ante las autoridades para conseguir respuestas oportunas acerca del mejoramiento de las instalaciones.

“Siempre prometen mandar insumos, siempre dicen que van a mejorar, pero no vemos ninguna mejoría” aseguró Maritza Moreno.

Por su parte, los familiares y pacientes piden “auxilio” porque ya no tienen como seguir costeando los medicamentos que venden “bachaqueados”, y una vez más piden que se hagan responsable de los daños que han causado durante tanto tiempo.

Pediatría

En los hospitales públicos, no está funcionando la emergencia para niños durante los fines de semana, por lo que gran cantidad de infantes no tienen donde ser atendidos

”No queremos seguir viendo a la gente morir cuando llegan”.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/GxCaEgZ5efzEdOTW9ea1nZ

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: