Especiales

Rosalinda Salas: “La inclusión comienza en casa”

Para Rosalinda, compaginar la maternidad con otros roles requiere mucha organización, constancia, esfuerzo, negociación, paciencia, sensibilización, así como conocer tus derechos y deberes.
domingo, 08 mayo 2022
inclusión
Jermufoto | Un diagnóstico inesperado cambió sus vidas

Rosalinda es madre de tres maravillosos hijos: Rubén, Rosa Victoria y Rebeca. Nació en Maracay pero fue acogida en Guayana hace 20 años; ciudad donde ha forjado un hogar con entereza y mucho amor.

Un diagnóstico inesperado en su segundo parto cambió sus vidas para siempre. “Mi hija Rosa Victoria tiene la condición de síndrome de Down, me enteré cuando nació y agradezco mucho cómo los médicos manejaron la noticia”.

Reconoce que fue “doloroso, lloré, no por tener un hijo con una condición, sino porque sabía por mi propia experiencia, al tener una hermana con retardo mental, las pocas oportunidades que ofrece la sociedad de poder tener una vida independiente y plena. En ese momento, solo le pedía a Dios que estuviera sana y que me mostrara cuál era su propósito”.

Recuerda que apenas le dieron de alta comenzó a investigar sobre la condición y descartar otras complicaciones en la salud de su hija, así como las opciones al alcance en ese proceso en el que no hubo tiempo de “duelo” sino de aceptación.

Así comenzó a “escalar una montaña de aventuras, formándome y confiando en mi hija, trabajando en familia, apoyándome de amigos y profesionales que comparten la misma visión”.

Otro ángel protector

En ese transitar además de expertos en la materia, coincidió con Larrys Salinas, director y fundador de la Coral Infantil Integrada de Guayana, quien sembró en Rosa confianza, amor por la música y sentido de superación.

Desde ese entonces han transcurrido 13 años, durante los cuales Rosalinda Salas se ha desempeñado como coordinadora de la coral y brinda apoyo en la orientación a familias, profesionales y fundaciones en todo el proceso de aceptación, información e inclusión.

Para Rosalinda ser madre es un constante aprendizaje, “que tus hijos sin importar condición tienen deberes y derechos, que cada uno es un individuo con sus particularidades y deseos”. Por ello, debes estar bien de forma integral (física y mental) “para poder pensar en ellos con objetividad, con claridad y con amor para poder apoyarlos en todo el proceso”.

Retos en el camino

Etiquetas y comparaciones forman parte de la lista de obstáculos a los que ha tenido que enfrentar esta Ingeniero electrónico, que ahora se desempeña como agente inmobiliario.

Enfatiza en que “hay que hacer entender a la sociedad y en especial el entorno escolar que tienen grandes capacidades que solo hay que darles la oportunidad, cambiar la visión y la forma en que están acostumbrados de enseñar o hacer las cosas”. 

Multitasking 

Las madres de hijos con condición especial son cuidadoras, amas de casa, soporte familiar y fuentes de ingresos, lo que implica un trabajo que “en muchos casos es menospreciado, en especial en lo laboral”.

Rosalinda exhorta a quienes les ha tocado una situación similar a que acepten el diagnóstico y no el pronóstico, que se informen, estudien la condición, actúen y tomen la batuta por el bienestar de esos seres, que te escogieron en su camino de vida.

“Cree y confía en cada uno de tus hijos, en sus capacidades;  la inclusión comienza en casa. Como veas a tus hijos así serán mirados”, aconseja.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link:https://chat.whatsapp.com/D0WqzaSBn24Frrb6ByjhR4

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

error: