Especiales

El cáncer de cuello uterino es prevenible y tratable

Cada 26 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino y se invita a todas las mujeres a acudir periódicamente al ginecólogo.
jueves, 26 marzo 2020
Cortesía | Chequearte a tiempo puede salvarte la vida

Muchas personas sienten temor al escuchar la palabra “cáncer”, pues se entiende como una enfermedad que puede llegar a ser mortal.

Marelis Rodríguez relata con nostalgia la historia de su mamá María Francisca Rodríguez, a quien le diagnosticaron cáncer de cuello uterino cuando tenía 52 años de edad.

Fue una noticia que conmocionó a toda su familia.

María tuvo nueve hijos. Fue una mujer trabajadora y dedicada a su hogar.

Debido a la ausencia de control ginecológico la enfermedad fue avanzando de manera silenciosa y sus esperanzas de vida se redujeron.

Con el amor y apoyo de sus seres queridos se mantuvo optimista y no perdió las esperanzas de recuperarse.

Aunque los médicos pronosticaron que le quedaba un mes de vida, pasaron cuatro años desde aquel diagnóstico, hasta que su cuerpo no resistió más.

Hoy día, con esta experiencia, sus hijas destacan la importancia de efectuar los controles ginecológicos anuales y son portavoces de la concientización de dicha enfermedad.

Conocer para prevenir

El cáncer de cuello uterino, también conocido como cáncer cervical, es la enfermedad maligna del cuello uterino a causa de la degeneración de las células allí presentes.

Así lo explica el ginecobstetra, Danfis Castillo.

Aunado a esto, existen dos tipos de cáncer cervical que se pueden diferenciar dependiendo del origen del tumor:

El carcinoma epidermoide, producto de las células escamosas y el adenocarcinoma, producto de las células glandulares.

Es importante saber que este tipo de cáncer es un problema de salud pública y se posiciona como la segunda causa de muerte de la población femenina en Venezuela.

No obstante, gracias a la concientización de muchas las mujeres que acuden de forma habitual al ginecólogo se ha logrado disminuir su incidencia a comparación de años anteriores cuando ocupó el primer lugar en tasa de mortalidad.

El momento en que se debe comenzar la consulta ginecológica es cuando aparece la primera menstruación, luego de manera regular, y con mayor razón si se inició la vida sexual, pues el médico mediante el chequeo y la citología podrá identificar cualquier irregularidad que tratada a tiempo pueda sanarse.

Síntomas

En la primera etapa de la enfermedad no suelen haber síntomas, comúnmente aparecen cuando el cáncer se ha extendido a otros tejidos, indica Castillo.

Algunas de las manifestaciones que pueden aparecer son:

-Dolor pélvico.

-Dolor durante o después de las relaciones sexuales.

-Sangrado luego de la menopausia.

-Sangrado durante o después de las relaciones sexuales.

-Filtración de orina o heces por la vagina.

-Sangrado menstrual con duración irregular.

Factores de riesgo

Es necesario entender que el cáncer de cuello uterino es prevenible y puede curarse si se detectan a tiempo las lesiones pre malignas, pero existen algunos factores que aumentan la posibilidad de padecerlo:

-Iniciar precozmente las relaciones sexuales.

-Infecciones de transmisión sexual.

-La promiscuidad sexual.

-El consumo de tabaco.

-Contraer VPH.

Psicoeducación oncológica

Descubrir la presencia del cáncer tiene un gran impacto emocional en el paciente, aunque cada caso es distinto y subjetivo, existen una serie de etapas en común que se pueden identificar.

Yamilet Pinto, psicoterapeuta, explica:

Durante el proceso es normal experimentar varias fases, la primera es el miedo al diagnóstico.

Se trata de un temor provocado por no saber si el resultado que se obtenga será bueno y es una de las razones más comunes por la que muchas personas se cohíben de acudir al médico.

Seguidamente cuando se confirma la existencia del cáncer, el paciente entra en un estado de culpabilidad dónde se cuestiona por no tomar las previsiones correspondientes.

En tercer lugar hay un shock emocional producto de un mecanismo de autodefensa del cuerpo ante el dolor físico y emocional, ya que ocurre una especie de duelo por perder la salud, y aparece un período de incredulidad ante lo que está sucediendo.

Finalmente llega la etapa de aceptación, donde se busca ayuda y se hacen los tratamientos pertinentes para combatir la enfermedad.

Hay que comprender que la familia es uno de los pilares fundamentales para sobrellevar cualquier dificultad, pero sobre ellos también recae una alta carga emocional.

Atraviesan quizás en menor o mayor intensidad las mismas etapas que el paciente, por eso es recomendable buscar la ayuda de especialistas que sepan sobre psicoeducación oncológica, para poder ser el apoyo que el ser querido necesita.

Pinto, comparte tres premisas que son clave para sobrellevar dicha enfermedad:

-Tener fe permite encontrar la sanación espiritual, porque la fe es la certeza de lo que se espera y aunque no sepas si te vas a curar, la fe en lo que tu creas te ayudará a seguir adelante.

-Amarte a ti mismo, trabaja la compasión, no te maltrates, no te rechaces ni abandones, quiérete y aconséjate como lo harías con algún ser querido que estuviese pasando por tu situación.

-Cultiva la resiliencia, aunque no sea fácil encontrar el lado positivo, entiende que quizás esta situación te ayudará a crecer o ver las cosas desde otra perspectiva.

Distintas reacciones

Las reacciones de las mujeres a las que se les ha detectado el cáncer de cuello uterino son distintas y es comprensible.

Hay algunas que se deprimen y renuncian a cualquier esperanza de vida y otras que intentan superar la enfermedad.

Como es el caso de Cándida Pacheco, una mujer de 69 años a la que hace cinco meses se le detectó cáncer cervical en etapa terminal.

Pacheco, comenta, que antes de ir al médico sintió mucho temor por lo que pudiese pasar e incluso no hubiese acudido a consulta de no ser por la insistencia de sus hijos.

Cuando obtuvo los resultados donde se confirmaban sus sospechas, y al ser una mujer creyente en Dios, decidió encontrar en él la fortaleza, y asegura que la serenidad ha sido el mejor aliado para sobrellevar estos duros momentos.

También realiza una invitación a todas aquellas mujeres que están atravesando por una circunstancia similar a acudir a tiempo al médico.

Insiste en no perder la calma y mantener la fe en Dios, todo eso combinado con un estilo de vida saludable será fundamental para ganar la batalla contra el cáncer, asegura.

Test de Papanicolaou

También conocido como citología, es una prueba donde se examinan las células del cuello uterino.

Mediante una muestra recogida con una espátula o cepillo muy pequeño y se envían a un laboratorio para analizarlas, de este modo se puede descubrir la presencia de células cancerígenas.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/Lpf54Rh6Ku2JUl6TS8Uyly

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia