Especiales

Antonio Lauro: Guitarra universal con cuerdas del Orinoco

El bolivarense es autor de valses como “Natalia”, “María Luisa” y “Armida” que le han dado la vuelta al mundo.
viernes, 01 enero 2021
Cortesía | Falleció en 1986

“Natalia” o el “Vals Nro. 3” del guitarrista bolivarense Antonio Lauro es de estudio obligatorio en los principales conservatorios de música del mundo.

Esa exquisita pieza muestra apenas un poco del ingenio de un hombre que hizo vibrar a Venezuela y el mundo con composiciones magistrales que han quedado como herencia al patrimonio musical universal.

Curiosamente, gran parte de sus composiciones llevan nombres de mujer.

Además de “Natalia”(1939) destacan: “Armida”, “Andreína”(1939); “Morenita” (1930); “Petronila”(1936). También “María Luisa” (1968) y “María Cristina” (Canción de cuna-1983), estas últimas dos dedicadas a su esposa y nieta; respectivamente.

¿Conoces más de la historia de este bolivarense?

Inicios

Antonio Lauro nació el 3 de agosto de 1917 en la otrora Angostura del Orinoco. Sus padres fueron Antonio Lauro Ventura (barbero y músico) y Armida Cutroneo, italianos, que llegaron a Venezuela buscando oportunidades.

“Lauro nace signado por el vals. Su padre compuso un vals que se llamó ‘El Primogénito’ que se tocó en la banda de la ciudad, de la cual precisamente formaba parte y fue interpretado en el momento en que nació y en su bautizo”, comparte el historiador Alejandro Bruzual en el corto documental Natalia (2016), disponible en Youtube.

Cuando el pequeño Antonio tenía 5 años, su padre murió. Unos años más tarde la familia se traslada a Caracas. Allí, con 9 años ingresa a la Academia de Música y Declamación (más tarde la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas) en donde recibió formación con figuras como Vicente Emilio Sojo,

Juan Bautista Plaza y Salvador Llamozas. Entre 1930 y 1940 recibió formación con el maestro Raúl Borges en la cátedra de Guitarra Clásica.

Lauro tenía voz de bajo, uno de los ingredientes del éxito de Los Cantores del Trópico, agrupación que fundó en 1935.

El 25 de julio de 1954, estrena con la Orquesta Sinfónica de Venezuela y el tenor Teo Capriles, la Cantata criolla de Antonio Estévez.

Obra

Se considera a “Cantaclaro”, poema sinfónico, presentada en 1947, como una de sus primeras obras de envergadura. 1948 sería un año turbulento. Su vinculación con el partido Acción Democrática (AD) le valió la cárcel y luego el exilio durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Fueron 10 años lejos de su Venezuela. Pero no detuvo su trabajo, siguió componiendo. Tras la llegada de la era de democracia al país, retornó para seguir su labor. Sus valses y su ejecución lograron que el famoso John Williams lo llamara “el Strauss de la guitarra”.

Lauro es considerado uno de los principales maestros latinoamericanos de guitarra clásica. “Sus composiciones son materia obligatoria en varios Conservatorios de Europa y Norteamérica y Latinoamérica. Polonia, Estados Unidos, Cuba, Inglaterra son algunos de esos países”, asegura el músico y exgerente cultural de Ciudad Bolívar, Ivo Farfán.

“En los 80 años de su nacimiento me correspondió ser orador de orden en la antigua asamblea legislativa del estado Bolívar y propuse que una calle o avenida lleve el nombre del Maestro Antonio lauro. La propuesta fue aceptada por los diputados pero nunca se concretó”, recuerda Farfán.

“Guardo en mi memoria cuando en una ocasión fui a la Casa del Congreso de Angostura a ver un concierto del insigne Maestro lauro. Te confieso que fue impresionante escuchar sus Valses a 2 metros de distancia. Lauro iba vestido con sus pantalones de tiros y apenas hablaba para ejecutar sus propias ejecuciones”, agrega Farfán, fundador del Festival de Jazz en la capital bolivarense.

“Los homenajes al Maestro Antonio lauro se iniciaron conmigo durante 4 años y luego fueron continuados por José Luis Lara. Tuve el privilegio de estudiar guitarra clásica con 2 exalumnos de Lauro: Rafael Cisneros y Leopoldo Igarza. Esto ocurrió en Caracas en la escuela superior de música José Ángel Lamas”, añade.

“Tuve el honor de conocer muy de cerca a este insigne músico. Fui un integrante de su coro La Coral Móvil, un alumno de música en su casa y un amigo de su familia. Lo recuerdo con gran cariño y respeto”, comparte el músico, compositor y profesor Eduardo Arcas.

Legado activo

José Luis Lara, reconocido guitarrista fallecido en 2018, mantuvo por más de una década el Festival Internacional de la Guitarra de Angostura (Figa), en homenaje al Maestro Lauro.

En sus recorridos internacionales, en invitaciones a festivales en todo el mundo, Lara llevaba con orgullo el estandarte de ese hijo de italianos mimado por el río Orinoco.

Antonio Lauro falleció en Caracas el 18 de abril de 1986. Un año antes había ganado el Premio Nacional de Música, uno de los tantos reconocimientos que recibió desde 1947.

“No diré que no me lo merezco porque si es el resultado de muchos años de intensa labor y de satisfactoria labor. Me considero satisfecho por el trabajo que he hecho en música y por lo que he logrado. (…) Es un premio a la búsqueda de lo venezolano en todo momento y lo universal, porque Venezuela se ha vertido sobre el mundo, haciéndose universal”, dijo en ese entonces Lauro en entrevista con Venezolana de Televisión (VTV).

En 2017, con motivo de los 100 años de su nacimiento se celebraron diferentes recitales en todo el territorio nacional y fuera de nuestras fronteras en donde siguen interpretándose sus composiciones.

Su patrimonio a la música venezolana y universal comprende obras para orquestas de cámara, guitarra, coros y piano.

Por siempre será el Hijo Ilustre de Ciudad Bolívar.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/F8uA0zT8ho4ChOprPUU6lh

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: