Especiales

Alertan sobre peligros de los baños de vapor vaginales

Estos baños, en los que las mujeres se sientan sobre una mezcla de agua caliente y hierbas, han ganado popularidad en los últimos años.
lunes, 19 agosto 2019
Cortesía | Se ha convertido en una práctica popular

En la actualidad, las féminas están optando por mil y una formas de mantenerse bellas y sobre todo de atacar las infecciones vaginales que cada vez son más recurrentes.

Aunque desde hace algunos años se convenció a las mujeres de la necesidad de lavarse sus «partes íntimas» y utilizar para ello una ducha vaginal.

Ahora se ha convertido en una moda el uso frecuente de baños de vapor para atacar los molestos olores y picazón.

Debido a esta práctica común en las mujeres, ginecólogos están alertando de los riesgos potenciales de los baños de vapor vaginales, que han ganado en popularidad en algunos ambientes y lugares del mundo.

Historia
Especialistas médicos lo hacen tras dar a conocer el caso de una mujer canadiense de 62 años que se quemó intentando practicarse uno y que se publica en la revista especializada Journal of Obstetrics and Gynaecology Canada.

La mujer sufría de prolapso vaginal -descenso de la vagina o del manguito vaginal- y creía que un tratamiento con baños de vapor podría conseguir que no tuviera que operarse.

Este tipo de baños, en los que las mujeres se sientan sobre una mezcla de agua caliente y hierbas, han ganado popularidad en los últimos años.

Este y otros tratamientos para las zonas íntimas, como los conocidos como «faciales vaginales» están disponibles ya en salones de belleza y spas.

Como muchas de estas tendencias, se empezó a popularizar en la zona California. Fue el Times de Los Ángeles el primero en reportar esta moda en el año 2010.

Los riesgos
Los spas que ofrecen este servicio dicen que se trata de una práctica centenaria en países de Asia y África.

Según lo relatado por los expertos en esta área, dicen que esta práctica llamada también «baños del yoni», sirve para «destoxificar» la vagina.

Algunas páginas también sostienen que forman parte de la medicina ancestral maya y que ayudan a reducir infecciones, regulan el ciclo menstrual o ayudan con la fertilidad, entre otros supuestos beneficios.

Los expertos, sin embargo, alertan de que esta práctica puede ser peligrosa y afirman que no existe ninguna evidencia científica que sostenga esas afirmaciones.

La doctora Vanessa Mackay, portavoz del Real Colegio de Ginecólogos y Obstetras, en Reino Unido, dice que es un «mito» que la vagina requiera algún tipo de limpieza extensa o tratamiento.
Recomienda utilizar jabones sin perfumar y solo en la zona externa de la vulva.

«La vagina contiene buenas bacterias, que están ahí para protegerla», afirmó en un comunicado.

«Echar vapor a la vagina puede afectar al sano equilibrio de bacterias y niveles de pH y causar irritación, infecciones (como vaginosis bacteriana ocandidiasis) e inflamación. También podría quemar la delicada piel alrededor de la vagina (y la vulva)».

Varios médicos han estado compartiendo la historia de la mujer canadiense para subrayar los riesgos potenciales de esta práctica.

Con respecto a ese caso, la doctora Magali Robert, autora del artículo, dijo que la mujer intentó hacerse un baño de vapor vaginal tras recibir la recomendación por parte de un médico tradicional chino.

La mujer, que dio permiso para que su caso se hiciera público, se sentó sobre el agua hirviendo durante 20 minutos en dos días consecutivos, tras lo cual tuvo que acudir a emergencias por las heridas sufridas.

Sufrió quemaduras de segundo grado y no podrá operarse con cirugía reconstructiva hasta que se recupere de las mismas.

La doctora Robert, que trabaja en medicina pélvica y cirugía reconstructiva en Calgary, Canadá, dice que este tipo de terapias no convencionales se popularizan a través de canales como internet y el boca oreja.

«Los proveedores de servicios de salud tienen que ser conscientes de las terapias alternativas para poder ayudar a las mujeres a tomar decisiones informadas y evitar los potenciales daños», asegura en el artículo.

Ayuda a detoxificar

Expertos señalan que si bien esta práctica ayuda a detoxificar la parte íntima femenina y reducir las infecciones, también alertan que debe hacerse con precaución.

 

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/LhEbjobphJH16UQ9OUf05O

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia