Especiales

Adaptación a la pandemia: Una experiencia enriquecedora sin dejar a un lado los cuidados

Médicos especialistas y un par de guayaneses destacados contaron a PRIMICIA su aprendizaje durante la cuarentena.
martes, 29 junio 2021
Cortesía | Todos tuvieron que adaptarse a la realidad que vivían

Ante la pandemia de covid-19, cada ciudadano ha pasado por un proceso de readaptación a las medidas de prevención y los cambios de la dinámica diaria.

A propósito de nuestro décimo aniversario, desde PRIMICIA quisimos resaltar la experiencia de nuestros aliados en el proceso de adaptación a los tiempos de pandemia y el aprendizaje que les dejó.

El médico infectólogo y pediatra Rafael Wong expresó que lo que se debe tomar de este tiempo de pandemia es aprender a ser disciplinados. Resaltó que ante la covid-19 no se puede tener temor al extremo ni llegar al pensamiento paranoico porque “tenemos que seguir trabajando”.

“Tenemos que seguir teniendo una actividad cotidiana, somos una población que tenemos que trabajar para vivir pero de manera disciplinada, tener sentido de la autopreservación con las medidas universales ya establecidas”, explicó.

Desde el punto de vista médico, Wong afirmó que se aprendió a observar sintomatología “que normalmente era muy fuera de lo común en pacientes que tradicionalmente uno ve”.

Observar la sintomatología en grupos etarios que no están habituados a ésta llevó a los profesionales de la salud a ser más precavidos y acuciosos con los pacientes. “Creo que nunca se había llevado una observación tan exhaustiva a los pacientes como se hace ahora. La idea es no correr riesgos y preservar la mayor cantidad de vidas posibles”, mencionó.

También como parte del aprendizaje, el especialista apuntó que “todo paciente puede tener covid-19 hasta que se demuestre lo contrario, pero no todo paciente es un covid-19″.

“No podemos encasillar a todos los pacientes respiratorios en que sea un covid-19. Existen otras patologías que debemos descartar que puedan estar coexistiendo con el virus”, dijo.

El infectólogo resaltó que hay otras patologías que existen e igual se siguen generando, por lo cual los pacientes deben ser evaluados de forma general.

“Es nuestro deber estudiarlas y descartarlas en cada uno de los pacientes que estamos viendo. Debemos manejar al paciente de manera más completa”, apuntó.

Experiencia enriquecedora

Lorenya Calzadillo, médico especialista en cirugía de la mano y miembro superior, admitió que se ha adaptado bastante bien a los tiempos de pandemia. Señaló que los médicos tienen una ventaja al estar acostumbrados al uso de tapabocas y a lavarse siempre las manos.

Entre las desventajas mencionó que el volumen de pacientes en consultas de su especialidad disminuyó, ya que muchas personas no están trabajando de la misma manera.

Mencionó que aunque el flujo de pacientes bajó, siguen ocurriendo accidentes y lesiones, por lo que hizo un llamado a mantener los cuidados.

“Somos seres humanos y debemos adaptarnos a los cambios, por eso es que hemos ido evolucionando. Esta es una oportunidad que tenemos para evolucionar”, agregó.

Su experiencia durante la pandemia la calificó como enriquecedora, desde el punto de vista tanto personal como profesional.

“He aprendido a cuidarme más a mí y a mi familia, no solamente a mis pacientes. He aprendido nuevas formas de abordar a cada paciente y a cada caso individual”, expresó. Admitió que lo más difícil ha sido no poder ser tan expresiva con los pacientes por la medida de distanciamiento social.

“Como médico venezolano estamos acostumbrados a darle esa tranquilidad al paciente con una sonrisa, un abrazo, con un apretón de manos, un saludo bastante cariñoso”, añadió.

Calzadillo acotó que evitar las expresiones de cariño hacia amigos y familiares es una de las cosas que más le ha costado. Al no poder abrazar, no estar cerca y no mostrar la sonrisa, la especialista en cirugía de la mano se ha adaptado a hablar con los ojos para que sus pacientes se sientan seguros y protegidos.

“Eso es lo más difícil la adaptación a tener toda esa ropa, todo ese material puesto para protegerte pero que puedas lograr expresarte también aún con eso”, dijo.

La especialista señaló que su aprendizaje ha sido el tener que cuidarse mientras continúa innovando, evolucionando a través de nuevos métodos.

“Hay nuevas técnicas de tratar a los pacientes que se han venido estudiando, que afortunadamente con la pandemia he tenido la oportunidad de implementar muchísimo más”, apuntó.

Dos caras de la pandemia

Carlos Olivares es locutor y profesor universitario. Definió su adaptación a la pandemia como complicada por el tema de su profesión. Aclaró que la comunicación a distancia es mucho más complicado que la presencial, en especial cuando no se tienen los recursos necesarios o son escasos.

Sobre adaptarse a las clases online, confesó que ha tenido su aspecto positivo y negativo pero le tocó asumirlo.  “Desde un principio pensé que pintaba para largo, en virtud de eso se fueron haciendo muchos ajustes”, contó.

Olivares relató que a medida que avanzaba la pandemia se fueron adaptando los espacios lo más apropiadamente posible para las actividades tanto de la universidad como de la radio.

“Fui equipándome lo mejor posible para seguir haciendo mis actividades, seguir en contacto con mis labores, con mi pasión que es el tema de la comunicación”, señaló.

El profesor universitario coincidió con Calzadillo en que la experiencia ha sido enriquecedora pero confesó que también ha sido dura, con momentos angustiantes. Reveló que la experiencia de seguir trabajando en pandemia ha sido retadora y “superada reto a reto” desde lo emocional hasta lo logístico.

Olivares comentó que realizar sus actividades es cada vez menos complicado porque ya ha ido asumiendo parte del proceso y se ha ido adaptando en lo cotidiano.

“Sigue siendo más difícil que en una realidad habitual que teníamos hace dos años, pero más fácil que cuando empezó la pandemia”, opinó.

Acerca de lo complicado en lo emocional, mencionó los problemas de cansancio, agotamiento, fatiga de seguir viviendo en la misma situación por más de un año. El locutor guayanés declaró que la readaptación le ha dado paciencia y tolerancia desde su interior, con los procesos, personas y lo que le rodea.

Resaltó que la pandemia ha tenido dos caras, una que ha retado a las personas y otra en la que muchos ciudadanos han perdido la vida.

“La experiencia en pandemia nos ilusiona a pensar que si pudimos sobrevivir a esto, si logramos superar esta etapa, cualquier cosa que se nos presente más adelante en la vida lo vamos a poder superar”, dijo.

Aseguró que hasta las mínimas cosas de la vida van a ser valoradas con más tesón y que el regreso a la normalidad no va a ser “normal”.

“Todo lo que ahora va a ser normal, comparado con la normalidad de antes, va a ser majestuoso y lo vamos a apreciar mejor, sin duda nos va a hacer más felices”, indicó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Carlos Olivares (@cjolivaresr)

Vivir el presente

La influencer y CEO de la marca Sparkles Venezuela, Carla Luis, resaltó que su aprendizaje más grande durante la pandemia ha sido el tema de vivir en el presente. “De disfrutar, aprovechar cada momento. No sabemos si mañana vamos a estar o no”, explicó.

Resaltó que el tiempo de pandemia por covid-19 ha sido una oportunidad para reinventarse y solucionar. “Ha activado muchas cosas, a todos nos ha tocado movernos. Lo veo muy positivo porque la idea es que trabajemos en conjunto, somos un engranaje en la sociedad”, dijo.

La influencer destacó que durante la cuarentena “se le ha dado un batacazo” a través de los emprendimientos que han surgido en la ciudad.

“Vemos a la gente emprendiendo. Los negocios están prosperando porque se están reinventando”, expresó.

Como emprendedora señaló que el aumento negocios que inician significa mejoría profesional en redes sociales, darle más importancia a la publicidad y estar más presentes en lo digital.

Aunque para algunos se ha hecho cuesta arriba, la influencer mencionó que todo el mundo se ha tenido que adaptar y ya las personas saben cómo manejarse en medios digitales.

Sobre su experiencia dijo que ha sido el mejor año de su vida, en el que pasaron demasiadas cosas. Aseguró que también le han afectado situaciones como la escasez de gasolina, el cansancio y otras trabas del día a día.

“Te ves tan abajo que solo queda subir. La clave en la adaptación es una frase que siempre digo, es que no importa el problema sino la solución”, afirmó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de C A R L A L U I S (@soycarlaluis)

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/IVpYB7IsahnE6HBjaQCqof

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: