Economía

Estilistas en Guayana se las ingenian para paliar la crisis en cuarentena

Algunos no cuentan con la misma cantidad de clientes, otros aseguraron que tienen fijos.
jueves, 23 julio 2020
Estilistas en Guayana se las ingenian para paliar la crisis por baja clientela
Cortesía | Trabajadores cumplen con los protocolos de bioseguridad

En el lapso de cuarentena las actividades disminuyeron en los salones de belleza; por esto, los estilistas se las ingenian para sobrevivir ante la crisis sanitaria por coronavirus.

Édgar Figuera precisó que atienden máximo cuatro personas y que en los “días malos”, por no tener clientela, cierran sus puertas mucho antes del horario establecido en el esquema 7+7 que corresponde a la semana de flexibilización.

El problema para surtir combustible también limita el traslado de las personas hasta el local. Por lo tanto, Figuera mencionó que trabajan por citas o a domicilio, para paliar la situación.

Comentó que trabajar en casa es más económico, de lo contrario influye el costo del alquiler de la silla del local, que va desde 20 a 30 dólares.

En cuanto a los precios, van desde los 20 dólares dependiendo del largo del cabello; esto incluye corte, secado, lavado y tratamiento suave. Otros tratamientos más fuertes van de 80 a 90 dólares.

Limitados de tiempo

Delyis Trompetero explicó que la pandemia “nos ha afectado a todos”, incluso en los días de flexibilización.

Recordó que antes los estilistas atendían de 4 a 5 clientes y lograban mantener los gastos, ahora al aplicar químicos te ocupas con una sola persona por el tiempo que esto amerita; y si es corte y secado dos personas máximo, por el horario limitado.

Aseveró que cumplen con los cuidados estrictos para evitar contagios del virus, es por ello que, temporalmente, no reciben a aquellos que tienen síntomas de gripe. A quienes sí visitan el lugar les aplican el protocolo de desinfección en manos y zapatos.

“Tenemos mucho cuidado porque esto es un trabajo manual”, indicó Trompetero.

Igual que Figuera, manejan precios en dólares, “sin volverse locos”, acotó.

Los clientes fijos son los que llaman para cuadrar citas, pero los números van en descenso a causa del covid-19.

Establecen límites

Osmarlin Rodríguez, otra de las estilistas consultadas, agregó que trabajar de forma independiente representa mayor protección tanto para ella como para el resto.

“Si voy al estudio, no solo llegan las personas que atenderé, sino los agendados por mis compañeras y se generaría una aglomeración”.

Puntualizó que entre los límites que se planteó, está atender a un cliente diario y concentrase en ello.

“En mi casa, les exijo a las mujeres llevar tapabocas, les desinfecto las manos al entrar con alcohol y tengo un sitio aparte para trabajar”, explicó.

En el caso de dirigirse a otra vivienda, además de su respectivo maletín con lo que necesita para laborar, usa la mascarilla, guantes y alcohol.

A diferencia de los anteriores casos, Rodríguez añadió que a pesar de que el país atraviesa una pandemia, la cuarentena hace que las mujeres deseen arreglarse más.

“Tengo conocidas que están en el área de pestañas y uñas, al igual que yo tienen mucho trabajo. Gracias a Dios”, cerró.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/ITZlFCo0K0dALE2WM1S3z8

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia

Lea Tambien:
error: