Deportes

Mbappé sentenció a Real Madrid en la ida de los 8vos de final de la Champions

El francés fue el único que pudo superar la exhibición de Courtois que tuvo tres paradas decisivas más un penalti atajado a Messi, con un recital de juego, carácter y acierto.
martes, 15 febrero 2022
Cortesía | Mbappé eludió la marca de tres defensas y disparó con certeza

Real Madrid estuvo en un tris de salir vivo del Parque de los Príncipes gracias al mejor portero del planeta. El minuto 94, ese que tanta gloria dio al equipo blanco en su historia, condenó a los blancos por obra y gracia de Mbappé, que respondió a la exhibición de Courtois, tres paradas decisivas más un penalti atajado a Messi, con un recital de juego, carácter y acierto.

En ese tiempo de prolongación, controló en la banda, citó a los defensores blancos, se escurrió entre Lucas y Militao y colocó bajo las piernas del portero. Un gol monumental del mejor jugador del momento, evitando además el milagro que suponía que el Madrid afrontase la vuelta con empate.

Vale que las apuestas daban como claro favorito al PSG, pero ni el más pesimista esperaba un inicio de eliminatoria tan desequilibrado. Durante media hora larga, el Madrid no encontró la manera de ligar tres pases seguidos por culpa de la eficacia francesa en la presión y la ocupación del campo entero. Fue un dominio asfixiante, a pesar de no producir un alto número de oportunidades. Todas llevaron el sello de Mbappé.

Desde la primera ocasión en que controló sobre el costado izquierdo, midiendo a Carvajal, Kylian demostró su superioridad. Técnica y física. A los cinco minutos recibió en banda, se fue del español y centró atrás, sin éxito. A los 18, partió con un metro de desventaja y se plantó solo ante Courtois, que se hizo enorme.

Respuesta de portero dominante. Por cierto, el servicio al 7 parisino nació en el botín zurdo de Messi, que jamás perderá el toque. A la media hora, una contra le dejó en uno contra uno con Militao, que resistió sin entrarle y facilitó la ayuda de Kroos, providencial para cortar el pase de gol a Messi.

Esas tres acciones y un disparo complejo pero sin ángulo de Nuno Mendes desde la banda fueron en realidad las mejores opciones del PSG, pocas para tanta superioridad. Brilló Verratti en la dirección y el trabajo, y también Di María en la agitación, pero el equipo de Pochettino no acertó a resolver el acertijo del último pase.

¿Y el Madrid? Pues después de pasarlo fatal, sin juego ni presión, creció algo en el tramo final, sin más síntomas para el optimismo que la firmeza defensiva y el atrevimiento de Militao. Con Benzema recién salido de lesión muscular, le dio para una buena maniobra en el centro del campo, entre cuatro defensores del PSG.

Poco de Vinicius, menos de Asensio, y el centro del campo sin su herramienta de trabajo, la pelota. De hecho, Casemiro vio antes del descanso la amarilla que le elimina de la vuelta.

No mejoró el asunto tras el descanso. Se desconoce si era el plan de Ancelotti replegarse sobre su área de una forma tan rotunda. Contaba con la ventaja de disponer del portero más dominante del planeta.

A la superioridad del PSG respondió Courtois con dos goles. Evitados. Que cuentan tanto como los marcados. Primero sacó abajo un remate seco y duro de Mbappé, desde la frontal, que era gol o gol. Prodigioso.

Se guardó lo mejor para unos minutos después, en otro balón en profundidad para Kylian que se fue en velocidad y Carvajal picó en la jugada de siempre. Como ante el City. Penalti clamoroso.

Leo Messi se dirigió a los once metros. Va en el cargo. Fichó para resolver en el instante supremo. No es el penalti su especialidad. Remató a su derecha, duro pero no muy escorado. Courtois intuyó el lanzamiento y lo sacó. Enorme Thibaut.

Nada cambió en el juego pese a los milagros del belga. Con la banda derecha del Madrid completamente ciega y el centro del campo ausente, la pelota estaba siempre en campo blanco. Se multiplicaron Miitao y Alaba, que adelantaron sus salidas a la línea de medios para recuperar más arriba. Daba igual. Cada robo era un error en la salida.

Poca mejoría

Para colmo, Mendy vio la amarilla que también le deja fuera de la vuelta. Ancelotti tardó en intervenir, y cuando lo hizo no cambió el dibujo. Pieza por pieza. Lucas y Rodrygo por Carvajal y Asensio.

Parecía más lógico meter a Valverde para reforzar el centro del campo, donde reinó Verratti. La respuesta de Pochettino fue más madera. Neymar al verde, trasladando a Mbappé a la derecha. Dos seguidas tuvo el 7, la segunda con un tiro cruzado que se fue junto al palo.

Aunque en el tramo final, refrescado también con los cambios, el Madrid tuvo más presencia en campo contraria, se expuso a las contras. La tuvo Neymar, tras recibir un gran pase al hueco de Messi, pero cruzó demasiado, tras salvar a Courtois por arriba.

Entraron Bale y Hazard junto a Valverde, pero nada. Y cuando el partido moría, Kylian Mbappé explicó por qué hay que volverse locos para ficharle. La acción, plena de potencia y clase, a lo Ronaldo frente al Valencia, retrata al crack del futuro. Es su tarjeta de presentación para el Bernabéu.

El City goleó a Sporting

Con la presión de cada año, Manchester City comenzó las eliminatorias de la Liga de Campeones de gran manera. En un escenario amable para avanzar como Lisboa, goleó 5-0 a un Sporting de Portugal que está muy lejos del nivel del equipo que dirige el español Guardiola.

Así se vio en el partido donde el equipo inglés se fue al descanso ganando por cuatro goles de diferencia. Riyad Mahrez, a los siete minutos y a instancias del VAR, Bernardo Silva a los 17′, Phil Foden a los 31′ y nuevamente Silva a los 44′, le dieron la ventaja parcial al elenco de Guardiola, que en complemento selló la goleada 5-0 por intermedio de Raheem Sterling (13′).

Cuesta encontrar en Europa un equipo más en forma que el Manchester City. Pep lo ha llevado a encadenar doce victorias consecutivas en la Premier League y a dominarla con nueve puntos de ventaja respecto al segundo clasificado.

Guardiola no pudo contar para el partido con Kyle Walker, que se perdió la ida y también la vuelta por sanción, ni con Gabriel Jesús y Jack Grealish, que tampoco estuvieron en la victoria por 0-4 contra el Norwich City por lesión y no viajaron a Lisboa.

Cabe destacar que a partir de esta jornada, en la que se abre la fase de eliminatorias de la Champions League 2021-22, el gol de visitante deja de valer doble, por lo que los tantos de los ingleses valen como si hubieran convertido en su casa. Lo mismo ocurrirá para los portugueses en el Etihad, por lo que en el caso de que ocurra el milagro y se llegue al empate, la serie se resolverá en tiempo extra o penales.

Próximos juegos

16 de febrero

Salzburgo – Bayern Munich

Inter – Liverpool

22 de febrero

Chelsea – Lille

Villarreal – Juventus

23 de febrero

Benfica – Ajax

Atlético de Madrid – Manchester United

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/DB1cHh033LHKn1pwrCfbdG

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: