Deportes

Juventus y Bayern Múnich clasificaron a 8vos y el Barca revive en la Champions League

El resultado le permite a los catalanes mantenerse en el segundo sitio del Grupo E con seis unidades y ve cómo se escapa el Bayern Munich con 12 puntos.
martes, 02 noviembre 2021
Cortesía | Ansu Fati fue el héroe del Barca

Paulo Dybala convirtió dos goles y fue la gran figura en el triunfo y clasificación de Juventus a los octavos de final de la Champions League.

El equipo italiano derrotó 4-2 a Zenit de Rusia, como local, en el partido correspondiente a la cuarta fecha de la zona H que lidera con puntaje ideal.

Dybala abrió el marcador a los 11 minutos del primer tiempo y señaló el 2-1, de penal, a los 13 de la segunda parte.

El volante italiano Federico Chiesa (ST 28m) y el español Álvaro Moratta (ST 37m) completaron la goleada para Juventus, mientras que el defensor Leonardo Bonucci, en contra, (PT 26m) y el iraní Sardar Azmoun (ST 45+2m) descontaron para el visitante.

Bayern Múnich también consiguió el boleto a octavos con la goleada 5-2, como local, ante Benfica de Portugal por el grupo E para su cuatro triunfo en fila.

En la misma zona, Barcelona, con gol del español Ansu Fati, venció 1-0 a Dinamo Kiev de Ucrania y se acomodó en el segundo puesto.

Triunfo del Barca

Barcelona sacó un importante triunfo al vencer en calidad de visitante por 0-1 al Dinamo Kiev en partido correspondiente al Grupo E de la Uefa Champions League.

El conjunto culé no tuvo un partido sencillo y batalló bastante para poder encontrar el arco rival.

En los inicios del compromiso el Dinamo Kiev tuvo algunas jugadas claras frente al arco del portero André Ter Stegen, que para fortuna del equipo español, no lograron capitalizar.

Shaparenko puso a temblar al equipo blaugrana a los 27 minutos.

La reacción de los catalanes llegaría poco a poco y Jordi Alba mandaba un servicio que Clement Lenglet estampaba en el poste y se negaba la redonda entrar al arco ucraniano.

La desesperación comenzaba invadir al Barcelona y Nico González fallaba un cabezazo solo frente al portero Buschan que incrementaba la ansiedad.

Los locales tenían también amor propio y Karavayev estaba apunto de hacer un golazo que simplemente se le escapó por muy poco ante una gran cantidad de facilidades.

Ansu Fati, quién portaba el emblemático número 10 del Barcelona, respondía ante el peso del número y terminaría marcando el gol que acabaría con los fantasmas ante el arco de Buschan con una media vuelta a los 70 minutos.

Fati dejaría el compromiso a los 87 minutos, dando su lugar a Alejandro Balde y el Barcelona terminaría pidiendo la hora.

El resultado le permite al Barcelona mantenerse en el segundo sitio del Grupo E con seis unidades y ve cómo se escapa Bayern Munich con 12 puntos, por ahora los cuales se mantienen en la lucha por el boleto a la siguiente ronda de la Champions.

Barcelona enfrentará al Celta de Vigo el próximo 6 de noviembre, posteriormente al Espanyol el día 20 de este mismo mes y regresará a la Champions League el 23 de noviembre para medirse al Benfica de Portugal.

Bayern goleó a Benfica

Si en Lisboa resistió 68 minutos hasta que Bayern lo liquidó con cuatro goles (0-4) en un cuarto de hora, Benfica tardó ayer menos en verse por detrás en el marcador, dio la cara en el Allianz Arena pero acabó goleado (5-2) igualmente.

La derrota portuguesa deja a los bávaros como virtuales campeones del grupo E con un 12 de 12, mientras los portugueses suman cuatro antes de su decisiva visita del martes 23 al Camp Nou.

Los culés que miraban de reojo el partido de Múnich le vieron las orejas al lobo como el propio Bayern.

Salió respondón el conjunto de Jorge Jesús como dos semanas atrás y fue un gol anulado a Pizzi por fuera de juego previo de Verissimo lo que encendió la caja de los truenos de los de Julian Nagelsmann, en el banquillo tras su positivo por covid.

Volcando el juego por la banda derecha, Coman llevó de bólido a Grimaldo y Morato y de un centro suyo nació el remate de Lewandowski en boca de gol. Un clásico que precedió poco después un pase en el área de ‘Lewa’ a Gnabry, que firmó un golazo con la espuela.

En pleno vendaval, el autor del 2-0 rozó el doblete pero Vlachodimos lo frustró en un mano a mano. Y del 3-0 se pasó al 2-1 en un despiste defensivo al anticiparse Morato a Pavard y Nianzou tras un centro de Grimaldo.

Reaccionó de nuevo el Bayern y Szymon Marciniak, tras ser avisado por el VAR, pitó manos en el área de Verissimo pero un irreconocible Lewandowski, que encaró al meta a cámara lenta, chutó a las manos del griego al filo del descanso.

No hubo suspense en el reinicio ya que Sané, de volea, marcó en el 50’ tras una cesión de cabeza de Davies, y luego dejó solo a Lewandowski, que se desquitó de su primer penalti fallado en Champions tras 14 convertidos picando la bola de cine.

La relajación local derivó en una pérdida en la medular que acabó en una contra y el gol de Darwin Núñez. Sin embargo, Lewandowski se encargó de frenar cualquier atisbo de suspense al rubricar su ‘hat-trick’ con una vaselina ante Vlachodimos y dispararse como ‘pichichi’ de esta Champions con ocho dianas aunque con el plazo.

Cristiano salva al United

Una vez más Cristiano Ronaldo rescató a un mal Manchester United que veía peligrar su continuidad en la Champions cuando parecía condenado a perder ante el Atalanta en Bérgamo.

El portugués, que ya había marcado en el descuento de la primera parte, dio un punto de oro a los ‘diablos rojos’ con otro tanto, su quinto en el torneo, en la prolongación de la segunda mitad (2-2).

Cristiano Ronaldo, en su regreso a Italia tras dejar la Juventus a finales de agosto, volvió a frustrar al Atalanta, ya que hace dos semanas, en Old Trafford, culminó con un cabezazo la remontada del United tras ir perdiendo por 2-0 en el descanso. CR7 ya doblegó al Villarreal (2-1) con un gol en el descuento.

Gracias al 2-2 in extremis de hoy, el United empata en la tabla del grupo F con el ahora líder Villarreal, ambos con 7 puntos, mientras el Atalanta sigue tercero con 5 tras escapársele un triunfo que mereció por la superioridad mostrada durante el partido.

Ole Gunnar Solskjaer repitió la defensa de tres centrales que tan buen resultado le dio el sábado ante Tottenham (0-3), con la novedad de Éric Bailly por el lesionado Victor Lindelöf.

El United empezó bien y en el minuto 5 el poste le impidió adelantarse al rebotar en él mansamente un balón disparado por Scott McTominay cuya trayectoria cambió por completo al impactar en el defensa José Luis Palomino y dejar totalmente vendido al meta Juan Musso.

Pero Atalanta no dejó en poner en evidencia la fragilidad de la defensa inglesa, aun jugando con tres centrales. En el minuto 12, Duván Zapata, una pesadilla por su presión y calidad, protagonizó una gran jugada por la derecha antes de poner la pelota en el centro del área, donde Josip Ilicic conectó de primeras un chut que pasó por debajo del hombro de un David De Gea.

El juego intenso, a un ritmo endiablado, del Atalanta puso en aprietos al United, al que se le nubló el horizonte cuando Raphael Varane tuvo que retirarse en el minuto 38 tras sufrir otra lesión muscular.

El central francés había reaparecido el sábado después de ser sustituido el 10 de octubre durante la final de la Nations League entre Francia y España.

Solskjaer volvió a la defensa de cuatro ya que no cubrió la baja de Varane con otro defensa, si no dando entrada al extremo Mason Greenwood. Al United se le atragantaba la línea de presión del Atalanta pero la conexión portuguesa en una gran acción colectiva le permitió irse al descanso con 1-1.

Fue en el descuento de la primera parte cuando Marcus Rashford puso un balón en el área, Bruno Fernandes asistió con un soberbio taconazo a Cristiano Ronaldo, quien llegando desde atrás aprovechó el obsequio para fusilar a Musso.

En la reanudación el Atalanta volvió a la carga y un pase en largo de Palomino destapó de nuevo a la zaga inglesa. Duván Zapata, raudo, llegó décimas antes que Harry Maguire y superó a De Gea (57′). Tras unos minutos de suspense, el gol subió al marcador al descartarse un fuera de juego del colombiano.

Baily mantuvo en pie al United con varias intervenciones providenciales que paliaron los errores de un deslucido Maguire y evitaron que el incansable Zapata sentenciara.

En ataque, en cambio, los ‘diablos rojos’ se diluyeron por completo pese a que Solskjaer dio entrada Edinson Cavani y apenas crearon ocasiones pero Cristiano Ronaldo volvió a aparecer para evitar una derrota que habría comprometido seriamente su futuro en la Champions.

En una jugada embarullada, Greenwood luchó por un balón en la frontal del área, el rebote le favoreció y tocó con calidad hacia atrás para que CR7 marcara de volea con un disparo cruzado y ajustado al poste.

Fue el único disparo entre los tres palos en la segunda mitad de un United que afrontará el 23 de noviembre una decisiva visita al Villarreal.

Sevilla cayó

Suficiencia, suicidio e impotencia. Ésas fueron las coordenadas de un Sevilla ramplón y descuidado, incapaz de aprovechar un regalo tempranero y un marcador a favor para acabar dejándose remontar por el Lille y acercarse ahora mucho al abismo de la eliminación en Champions.

Incluso fuera de la Europa League, pues tras la victoria del Wolsburgo ante el Salzburgo le deja último en el grupo G.

Lo mereció un Lille valiente y rápido, con casi cuatro delanteros sobre el campo, que recibió el 1-0 al cuarto de hora gracias a un rebote que benefició a Suso y que Ocampos, en racha, acabó por mandar a la red (1-0, 15′). Andaba espeso en ataque el Sevilla y el tanto, más que despejarle, le terminó por embotar.

Había avisado Bamba a Bono pero el equipo francés consiguió empatar gracias a otra desconexión extraña de Delaney. Nieto de un estadounidense desplazado a Dinamarca, Thomas no tiene la sangre nada fría: ante el Espanyol se autoexpulsó y esta vez metió un manotazo dentro del área que el VAR convirtió en penalti. Lo transformó Jonathan David (1-1, 43′).

El gol soliviantó un poco más al Sevilla, que pudo haber recibido un golpe mayor ya antes del descanso si Bono no le quita a Ikoné la pelota de los pies. Y que nada más comenzar la segunda parte encajó el 1-2 (51′) en una jugada circense con palo incluido que el propio Ikoné, esta vez, sí, mandó a la red ante la estupefacción sevillista.

Quedaba mucho tiempo, 40 minutos, pero muy poco Sevilla. Ni los cambios espabilaron a los de Lopetegui. Lamela, En-Nesyri, Jordán…

Lo más destacable, vaya desgracia, fue una lesión de Jesús Navas que probablemente le deje sin jugar ante el Betis. Vaya manera de llegar al derbi del domingo.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/JJTuanq3QXp28eDohdWD68

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: