Deportes

Chile apelará a la altura ante Argentina y Ecuador quiere tumbar a Brasil

Los argentinos prescindirán de Lionel Messi, pese a que el astro se recuperó de un contagio de covid-19 durante sus vacaciones de fin de año.
Por: AP
miércoles, 26 enero 2022
Cortesía | Se espera que el reemplazante de Messi sea Paulo Dybala

Con planteles diezmados por el coronavirus, lesiones y suspensiones, Chile y Argentina se enfrentarán el jueves en un escenario inédito en la reanudación de las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022.

El partido se disputará en la ciudad minera de Calama, en medio del desierto del norte de Chile, y a 2.260 metros de altura.

Los estrategas chilenos consideran que jugar en altura ayudará a aclimatar a los jugadores para el siguiente compromiso de la Roja: el choque con Bolivia en los 3.600 metros de La Paz.

Los próximos dos encuentros podrían marcar el rumbo definitivo para Chile, que marcha sexto en la tabla de posiciones con 16 puntos, apenas uno detrás de Colombia y Perú, equipos que se cruzarán el viernes en el feudo de los primeros.

Una sucesión de tropiezos podrían malograr el empeño chileno de disputar su primer Mundial desde 2014.

Los cuatro primeros de Sudamérica avanzan directamente a Catar y el quinto jugará un repechaje intercontinental.

Para Argentina, en cambio, sus últimos cuatro partidos de las eliminatorias se prestan para ponerse a tono rumbo de Catar, donde el torneo arrancará el 21 de noviembre.

El equipo de Lionel Scaloni aseguró la clasificación con una cosecha de 29 puntos y marcha en la segunda plaza, por detrás del líder Brasil (35 unidades).

Las ausencias parecen afectar más a Chile, empezando por el suspendido mediocampista Arturo Vidal. Tampoco estarán los defensores Mauricio Isla y Francisco Sierralta y el extremo Jean Meneses, todos afectados por coronavirus.

La buena noticia para su técnico uruguayo Martín Lasarte parece ser la notable recuperación de su delantero Alexis Sánchez por lo visto en sus últimas actuaciones con el Inter de Milán, puntero de la Serie A de Italia.

Argentina prescindirá de Lionel Messi, pese a que el astro se recuperó de un contagio de covid-19 durante sus vacaciones de fin de año.

Messi no fue convocado por Scaloni como una especia de gentileza hacia el París Saint-Germain, el club francés del siete veces ganador del Balón de Oro.

Se espera que su reemplazante sea Paulo Dybala, el jugador de la Juventus a quien siempre le costó estar a la sombra de Messi. Las otras opciones son Alejandro Gómez y Nicolás González.

Otras ausentes en Argentina serán el volante Guido Rodríguez por un caso de coronavirus y el zaguero Cristian Romero, quien tuvo una lesión muscular severa ante Brasil en noviembre y recién volvió a jugar hace pocos días en el Tottenham inglés.

El reemplazante natural de Romero es Germán Pezzella, pero está suspendido. Todo indica que Lisandro Martínez acompañará a Nicolás Otamendi en la zaga central.

“Va a ser un partido bravo. Ya lo vivimos en las eliminatorias y en la Copa América, fueron los dos resultados 1-1, partidos muy trabados”, advirtió el arquero argentino Emiliano Martínez.

“En esta oportunidad va a ser en la altura, no sabemos cómo va a ser. Es un equipo duro pero si damos lo mejor de nosotros tenemos chances de ganar el partido”, añadió.

Pese a la tranquilidad de la clasificación, “seguimos con hambre, no es que vengamos relajados”, agregó el portero del Aston Villa de Inglaterra.

Su colega chileno Claudio Bravo dijo que “Argentina viene haciendo las cosas bien. Pero esto dependerá de lo que hagamos nosotros”.

Ecuador va por Brasil

A un paso de la clasificación, Ecuador tendrá un reto mayúsculo el jueves al enfrentar al líder invicto Brasil. La verdeamarela selló su boleto  en noviembre pasado, pero advierte que no viene relajado a Quito. Quiere seguir mejorando en cada partido.

Bajo la dirección del técnico argentino Gustavo Alfaro, Ecuador requiere al menos de un triunfo y un empate en sus últimos cuatro compromisos de las eliminatorias sudamericanas, para volver a jugar en un Mundial desde 2014.

Después del choque con Brasil, la Tricolor viajará a Lima para enfrentar a Perú el próximo martes.

Brasil (35 puntos) y su escolta Argentina (29) ya aseguraron su clasificación. Ecuador (23); Colombia y Perú (ambos 17); Chile y Uruguay (ambos 16) y Bolivia (15) se disputan los restantes dos boletos directos y otro para un repechaje intercontinental.

“Si tenemos que clasificar, a mi me gustaría clasificar a lo grande, me gustaría ganarle a Brasil”, dijo Alfaro.

“Es muy difícil, las estadísticas lo dicen así, no han perdido ningún partido en eliminatorias, han empatado con Argentina y Colombia de visitante, lo demás han ganado”, expuso.

Añadió que Ecuador tiene ambición, “reconociendo la jerarquía” de un adversario con cinco copas mundiales en sus vitrinas.

“Se lo dije a los muchachos: la jerarquía se respeta pero no se teme”, subrayó Alfaro.

Para lograr su propósito, los locales buscan tener solidez en defensa frente al letal ataque brasileño. También una delantera escurridiza que pueda aprovechar el mínimo descuido de los visitantes.

El equipo de Alfaro tiene una duda, la del volante Ángel Mena. El jugador del León de México ha sido uno de los ejes de Ecuador en estas eliminatorias, pero llegó con una problema en la rodilla. Los médicos están haciendo lo posible por recuperarlo.

A pesar de las ausencias del astro Neymar por lesión y la de los volantes Lucas Paquetá y Fabinho por sanciones, Brasil llega sin disposición de aflojar. El equipo de Tite ambiciona cerrar como primero en la tabla.

La baja de Neymar abre las puertas para el lucimiento de Vinícius Junior, el habilidoso atacante que se ha destapado esta temporada con Real Madrid. Vinícius lleva nueve partidos con Brasil sin poder estrenar su casillero goleador.

“Lo principal será continuar mejorando como equipo, lo que servirá para la participación de la selección en la Copa del Mundo”, advirtió Casemiro, el volante de contención del Real Madrid.

“Muchos creen que llegaremos al partido contra Ecuador con mucha tranquilidad, pero cuando se trata de nuestra selección no es así, pues el trabajo tiene que ser fuerte y exigente”, apuntó.

Añadió que “sabemos que Ecuador está muy bien, es tercero y cerca de clasificarse a la Copa del Mundo, se trata de un equipo de mucho respeto, sabemos de la dificultad que representa jugar acá, más aun si ellos también se quieren clasificar”.

El partido se jugará sin presencia de público en el estadio Rodrigo Paz de la capital ecuatoriana. Las autoridades sanitarias tomaron la medida ante un incremento de casos de coronavirus en el país.

Uruguay y Paraguay se lo juegan todo

Algo inusual se verá en el banquillo de Uruguay el jueves en la capital de Paraguay. Después de 15 años, Óscar Tabárez no dirigirá a la Celeste.

Con su nuevo entrenador Diego Alonso, Uruguay buscará reflotar en las eliminatorias mundialistas de Sudamérica al visitar a Paraguay.

El ciclo histórico del “Maestro” Tabárez — que incluyó un cuarto lugar en el Mundial de 2010 y el título de la Copa América de 2011 — llegó a su fin en noviembre pasado, castigado por una racha de cinco partidos sin ganar que expulsó a Uruguay de los puestos de clasificación directa al Mundial de Catar a fin de año.

“Estamos en esta situación difícil por no estar a la altura en partidos anteriores. Ahora hay que sacarlo adelante”, afirmó Luis Suárez, el goleador histórico del seleccionado uruguayo.

Cuando restan cuatro fechas para el cierre de la eliminatoria, Uruguay se encuentra en el séptimo puesto de la tabla, con 16 puntos.

Hasta el momento, Brasil (35 puntos) y Argentina (29) han asegurado sus boletos. Ecuador (23) parece perfilarse para llevarse el tercero.

La puja se centra en el cuarto sitio — el último con pasaje directo a Catar — y el quinto para un repechaje contra un seleccionado de Asia en junio.

Colombia y Perú, ambos con 17 puntos, ocupan esos peldaños. Ambos animarán el viernes un duelo vital en Barranquilla, el feudo colombiano en el Caribe. Chile, que el jueves recibe a Argentina, también suma 16 unidades y adelante de momento a Uruguay por una mejor diferencia de goles.

Como sus demás rivales de Sudamérica, Uruguay ha padecido con casos de coronavirus. El volante Lucas Torreira y el atacante Diego Rossi quedaron fuera por contagiarse del virus.

El discurso de los jugadores uruguayos en los últimos días ha tenido como denominador común apelar a la garra para no quedar fuera de un Mundial por primera vez desde 2010.

“No hay mas excusas, depende de la actitud, ganas y compromiso que tengamos”, dijo Suárez. “Tengo la ambición de demostrar que estoy vigente, de seguir jugando mundiales y alcanzar el cuarto en mi caso particular”, añadió.

¿Y Paraguay? La Albirroja, que en 2010 jugó por última vez un Mundial llegando hasta cuartos de final en Sudáfrica, solo consiguió 13 puntos quedando penúltimo en la tabla. Venezuela cierra con siete unidades.

“El equipo buscará la victoria desde el primer minuto de juego porque se deben mantener las opciones de clasificación (una remota combinación de resultados)”, dijo el argentino Guillermo Barros Schelotto, entrenador del cuadro guaraní.

En medio de la pandemia del coronavirus, el partido se disputará en el estadio de Cerro Porteño, en Asunción, con la habilitación de 36.000 de las 45.000 butacas para el público, de acuerdo con el protocolo sanitario establecido por el ministerio de Salud Pública.

El próximo martes, Uruguay recibirá a Venezuela y Paraguay irá a Belo Horizonte para enfrentar a Brasil.

Los siguientes últimos partidos se disputarán entre el 24 y 29 de marzo.


Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/BbztawCdW7nIt25Xx251yw

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí:https://t.me/diarioprimicia

Lea También:
error: