Niños y Jóvenes

Sandra Sofía González
Lleva la danza en las venas

Puede pasearse entre estilos tradicionales, danza española y hasta ritmos urbanos. También toca el violín y la flauta dulce.
domingo, 30 septiembre 2018
Sandra Sofía González (Elieser Silveira)
Elieser Silveira | Es una de las destacadas bailaoras de la Academia Andalucía

Tiene gracia, elegancia y mucho talento. Sandra Sofía González, de 10 años, encuentra en la danza un medio de expresión que le permite “ser libre y volar”.

 

Cuando está en escena, los primeros segundos son de muchos nervios, de mariposas revoloteando en la panza, de duda… pero cuando suena la música, las luces se encienden y el público aplaude siente tal subidón de energía que disfruta la función a plenitud.

 

Es quizás por eso que de todas las actividades que realiza, la danza la llena.

 

Es en la actualidad alumna de la Academia Andalucía en donde ha aprendido todo el arte flamenco.

 

“Hay saber las posiciones, la sonrisa, los pasos, los palos flamencos, el trabajo con las compañeras, el vestuario”, comenta la chica que comienza la conversación un tanto tímida pero luego regala una sonrisa con calidez.

 

La danza, considera su mamá Neyla, le ayuda a fortalecer no solo la parte física sino todo el trabajo de aprender a relacionarse con otros.

 

Sandra es independiente, disfruta elegir las cosas que quiere hacer y casi siempre termina en Youtube viendo cientos de videos de pasos de baile o con las ocurrencias de algún youtuber de moda entre los chicos de su edad.

 

Tierra de cultura y tradición

Desde muy niña, sus padres Gustavo González y Neyla Yori, notaron las habilidades artísticas de su niña y no dudaron en presentarle un abanico de alternativas para que ella eligiera y además para que estimulara la creatividad.

 

Sandra nació en la población de El Callao, la tierra del oro y del calipso y en esa rica cultura tramada de costumbres antillanas mezcladas con lo criollo, se desarrolló durante los primeros años.

 

No resulta extraño ver en sus fotografías de primera infancia imágenes de Carnaval en donde lució espectaculares trajes de madama o fantasía o hasta una corona al ser la reina de los desfiles de comparsas.

 

“Me gusta mucho la cultura de El Callao, hay que respetarla y valorarla”, dice Sandra, sobre el Carnaval declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2016.

 

Versátil

Desde los 3 años la pequeña Sandra se inició en las actividades complementarias. Perteneció a Los Ángeles de El Callao dirigida por la profesora Narcy Rosales. También se dejó guiar por los conocimientos de Esther de Small.

 

Y cuando vino a Puerto Ordaz a continuar sus estudios de primaria integró las danzas del Colegio Nazareth que en ese momento dirigía el profesor Larry Malavé.

 

La estrella en formación probó desde estilos relacionados a la elasticidad como la gimnasia artística, el baile tradicional y nacionalista y un coqueteo con la danza urbana con ritmos como el street jazz y el hip hop.

 

“Me gusta y disfruto muchos los bailes urbanos, también otros ritmos como el árabe, el flamenco que tienen mucho estilo”, confiesa la analítica bailarina.

 

“Como padres apostamos a la formación de Sandra desde muy temprana edad, para ir fortaleciendo sus habilidad y acompañando su proceso de crecimiento. Las artes son muy importantes para educar ciudadanos sensibles, nobles, respetuosos, se despierta algo especial en los niños. Además que en el caso de la danza la ayuda con la seguridad, su forma de expresarse, su postura corporal y trabaja la disciplina y la responsabilidad”, asevera Neyla Yori, madre de Sandra.

 

Pero no solo con la danza ha probado. Formó parte del semillero de la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil Núcleo El Callao que recibían ensayos en la iglesia Nuestra Señora del Carmen.

 

Allí el lenguaje musical, violín y flauta dulce fueron los canales que permitieron a Sandra experimentar con este maravilloso arte.

 

Estuvo cuatro años y luego, al venir a Puerto Ordaz continuó su formación en violín con una tutoría en la academia Amadeus junto al profesor Héctor González.

 

Con esa institución participó en al menos dos mega conciertos en espacios de Ciudad Guayana.

 

Presente exitoso

Ya con un año en Andalucía ha disfrutado las presentaciones y la ardua preparación. “Me gusta ir a los ensayos, compartir con mis compañeras, saber cuál será el vestuario, las coreografías”, relata Sandra, quien recientemente junto a todo el cuerpo de bailaores flamencos de su academia protagonizaron una oda al cuento Alicia en el País de las Maravillas a lo flamenco.

 

“Participé en tres de los bailes de este montaje. Primero en unas sevillanas, luego en el baile con garrotín y en el cierre final de la boda en el cuento”, explica la bailaora quien se confiesa fanática del programa Dance Moms y en especial de Maddie Ziegler, la bailarina estrella de la estricta profesora estadounidense Abby Lee Miller.

 

Sandra Sofía González se alista para un nuevo año escolar. Iniciará sus estudios en quinto grado. “En mi tiempo libre me gusta mucho ir al cine, comer helado, compartir con mi familia y pasar tiempo con mis amigas en actividades fuera del colegio”, apunta González.

 

A Sandra también le gusta el voleibol y en un futuro espera poder cursar estudios de Medicina. “Me gustaría estudiar Medicina y ser doctora, porque es una profesión muy bonita en donde se atiende a los enfermos, se ayuda a las personas y eso me llama la atención”, indica con mucha seguridad.

 

“Para mí mudarme de El Callao a Puerto Ordaz fue un poco difícil por todos los amigos que tenía allá, pero luego me fui adaptando y ahora me gusta mucho compartir con mis compañeros actuales. Ahora tengo más amigos, los de El Callao y los de aquí”, comenta la excelente alumna.

 

“Apoyen a sus hijos”

Por estos días, Sandra, que nunca para de aprender, toma clases de inglés. “Otra cosa que disfruto mucho es ver las redes sociales, pasar tiempo en la computadora o el teléfono. Mi red social favorita es Instagram porque puedes subir y ver muchas fotografías de comida, animales, personas y también consigues ‘memes’ muy cómicos”, señala González, quien asegura que los niños y jóvenes de la actualidad se interesan mucho en la tecnología.

 

La bailaora Sandra González ha recibido el apoyo de su mamá, su papá, de su abuela Nelly, de sus tíos Orlando, Annelida y Michelle.

 

“Mi familia es lo más importante y los quiero mucho, me apoyan en todo”, indica.

 

“El mensaje que quiero darle a los padres es que apoyen a sus hijos en todo. Que los apoyen si quieren hacer danza, música, teatro, aprender inglés, de computadoras, si quieren practicar algún deporte. Eso para los niños es muy importante”, subraya la chica que sueña aprender cada día más de la danza y sus diferentes estilos.

Lea Tambien: