Regiones

Precios de zapatos están por las nubes

En menos de una semana a un par de zapatos le suben los precios tres veces.
lunes, 03 diciembre 2018
José Ramírez | El sueldo no alcanza para comprar

Ciudad Bolívar.- Las compras no son fáciles para los bolivarenses, pues  muchos señalan que ya no saben cuánto van a pagar al momento de adquirir un producto, debido a que en algunos comercios se disparan los precios de un día para otro, dejándolos sin la posibilidad de pagar aunque sea por el calzado.
Marcos Ramos, trabajador y cabeza de hogar, explicó que reunió 7 mil bolívares soberanos para comprar un par de zapatos a su hija y que no pase la Navidad sin darle nada.
Cuando llegó al negocio donde días antes los vio, los mismos que no son de una marca reconocida, subieron a 13 mil bolívares y no pasaron ni dos días.
Al preguntar a los encargados por el incremento, la respuestas fue: “nuevo inventario, cómpralo antes que vuelvan aumentar”.
“Yo ese día me fui molesto, porque no es posible que a unos zapatos que están allí durante semanas les cambien los precios de un día para otro, así quién puede adquirir algo; no todos somos mineros y menos trabajamos con oro o dólares”, cuestionó el hombre.
Ramos dijo que luego salió con su esposa a ver qué podía comprarle a su hija; volvieron a pasar por el local en el Paseo Orinoco y preguntaron para nuevamente sorprenderse, porque el mismo par cambió de 13 mil a 20 mil bolívares, justo después del aumento decretado por el presidente.

Implementan códigos
Carolina Farreras, ama de casa, resaltó que también ha visto cómo en algunos comercios han implementado la colocación de códigos a la ropa, zapatos y accesorios para vestir.
Los comerciantes pegan en las vitrinas una lista con dichos códigos. “Claro eso lo hacen para dar el precio que quieran cada vez que entra una persona a comprar, a estos les debe caer el peso de la ley, porque tienen mercancía desde hace meses o hasta años”, reclamó.
“¿Qué pasa con el ciudadano de pie? ¿Cómo hará para comprar un pantalón, una camisa o un par de zapatos? Esto se cuenta y no se cree”, lamentó la mujer.

“Vestidos y alborotados”
Las personas indicaron que pareciera que los comerciantes hacen una subasta de precios y que salir a comprar ahora implica llevar más de la cuenta, porque no sabes si en camino de la casa al local volvieron remarcar los productos y la gente se queda “vestida y alborotada”.