Opinión

“Entre dientes”

“Estas, son las verdaderas razones de las decepciones políticas en las bases opositoras que ya no creen en sus dirigente”
miércoles, 05 diciembre 2018

El viernes 07, a las 12 de la noche termina la campaña electoral de las elecciones de los consejos municipales. Y por primera vez en 20 años de Revolución, en todas las regiones de Venezuela, claramente se observan los rostros de desilusión en las bases no afectas con el gobierno de turno y sin disimulos predican a voz populi que estos desencantos tienen nombres y apellidos, Es decir, todos los altos y medianos jerarcas de los partidos de derecha, que con sus caradurismos y faltos de solidaridad con las verdaderas necesidades del pueblo, pretenden salir del chavismo, solo hablando de intervención extranjera y de todo tipo de paja en cada rincón y no hacen lo que tienen que hacer en beneficio del País y en favor de sus seguidores que anhelan ver a estos dirigentes zampados en los sectores más humildes resolviéndoles sus problema primarios, visto que es en los barrios donde se concentra la mayor cantidad de votos suficientes para ganar cualquier elección política y eso hace mucho tiempo que los altos oposicionistas no lo hacen porque se han confiado de las políticas tiranas emanadas de Norteamérica de varios países de Europa y de Latinoamérica que sueñan con seguir siendo dueños “sin son ni ton”, de las riquezas nativas de otros países Latinoamericanos como las de Venezuela por ejemplo, para seguir en el podio fortalecidos y no permitir el avance cultural, educacional, político y tecnológico de estos países hispánicos con fortunas naturales en sus suelos y que pertenecen solo a sus nativos.
Estas, son las verdaderas razones de las decepciones políticas en las bases opositoras que ya no creen en sus dirigentes y que “entre dientes” admiten que el chavismo a nivel nacional, si está haciendo lo que hace una maquinaria política en favor del pueblo y en apoyo de garantizar el triunfo de sus candidatos a concejales.

En el estado Bolívar, desde el mismo 22 de noviembre que el CNE dio el visto bueno para el arranque de campaña, de inmediato se observó a los máximos dirigentes del chavismo juramentando a sus comandos de campañas y presentando los balances de lo que es hoy el gran despliegue de la maquinaria roja en los comicios electorales y destacando la gran responsabilidad revolucionaria de los que aspiran un puesto en las cámaras municipales, con el fin de garantizar la consolidación del estado comunal en toda la geografía bolivarense.

Por esta razón “a pesar de los embates de la guerra económica inducida que azota al país”, es que solo se observa día y noche al PSUV y a sus aliados del Polo Patriótico en la calle activando política electoral y social de la mano con el pueblo, demostrando que solo en unidad, todos si se puede lograr la Venezuela soñada. Ojalá, que estos democráticos principios sean acogidos por el oposicionismo venezolano en beneficios del País y de sus propios seguidores para que no sigan admitiendo entre dientes el buen trabajo democrático y social que realiza el PSUV.

Hasta el próximo.