Sucesos

Enfrentaron a Patrulleros en la vía hacia Upata

Policías informaron que dos de los implicados se fugaron; el tercero fue abatido.
martes, 07 agosto 2018
Elieser Silveira | Autoridades colectaron varias evidencias

Frente a  una licorería ubicada hacia la vía a Upata, adyacente a la entrada del sector La Victoria, se produjo un enfrentamiento entre oficiales de la Policía Municipal de Caroní (PMC) y presuntos delincuentes.

Aproximadamente a las 4:30 de la madrugada de este jueves, tres sujetos irrumpieron en el establecimiento.

Allí, con armas de fuego, sometieron al encargado del negocio, amarrándolo de pies y manos.

Dos de los implicados comenzaron a subir mercancía en una carrucha; mientras que el tercero se quedó dentro del local con la víctima.

La pesadilla para el empleado terminó cuando los funcionarios de la PMC avistaron a los dos individuos cargando con los licores.

Autoridades informaron que uno de ellos tenía un arma de fuego en la mano.

De inmediato les dieron la voz de alto, pero hicieron caso omiso y comenzaron a disparar en contra de los oficiales.

Los Patrulleros respondieron y en medio de la balacera el par de hampones se fugó hacia un terreno baldío.

Segundo tiroteo
Transcendió que los funcionarios procedieron a inspeccionar en las adyacencias, percatándose que una de las santamarías del negocio estaba a medio abrir.

Se aproximaron a verificar y nuevamente les dispararon, pero esta vez desde adentro de la licorería.

Los municipales respondieron, cayendo herido el tercer delincuente.

En el interior del recinto vieron al encargado, aún amarrado.

Se supo que los oficiales  trasladaron al baleado hasta el hospital de Guaiparo, pero a los pocos minutos de su ingreso falleció.

Agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas realizaron el levantamiento del cadáver.

La PMC está tras la pista de los dos evadidos.

Hasta ahora el abatido no está identificado.

El Ministerio Público, fue avisado del hecho.

Lo incautado
Oficiales informaron que en el procedimiento lograron la recuperación de diez cajas de licor y un revólver calibre 38 con cuatro cartuchos percutidos; este lo portaba el abatido.