Opinión

En absoluto: Tejido social y tolerancia

“Hoy vemos como el desastre económico que han inducido en Venezuela, ha influido en cada miembro de esta sociedad”
miércoles, 05 diciembre 2018

Muchos han sido los análisis para contextualizar el concepto de tejido social, tantos análisis, que Jesus Baez, sufre para entender, desde la medicina hasta la sociología han hecho aportes. Tejido social esta referido a los individuos en una sociedad, que crean vínculos como resultado de sus propias relaciones, entre ellas, la familia, los miembros funcionantes de las comunidades, la escuela, la iglesia, los sindicatos, entre otros. En lo ideológico, la Revolución ha venido trabajando este concepto en la necesidad de consolidar una estructura que permita reconstruir la dignidad ultrajada por los desgobiernos del pacto. Lo otro que debemos tener claro, es que el tejido social se descompone y se enferma, es decir: toda esa articulación, suele sufrir un desbarajuste conductual cuando en la familia, en los grupos políticos, en la comunidad, en el sindicato, en las asociaciones empresariales y en la iglesia, llega la intolerancia como elemento disociador.

Hoy vemos como el desastre económico que han inducido en Venezuela, ha influido en cada miembro de esta sociedad, que la dirigencia opositora que pedía sanciones y agudización del bloqueo económico al pueblo venezolano jamás pensó en el quiebre que incidiría en el bienestar social y en la evolución satisfactoria de la mayoría de los venezolanos, ensayaron con nuestro bolsillo, atropellaron la estabilidad económica de nuestro pueblo, liquidaron la oportunidad de nuestros jóvenes y siguen exigiendo agudización del bloqueo creyendo que es la salida definitiva de la revolución. Mientras, en nuestras comunidades, se fortalece la Comuna, el Raasp y el Clap como forma organizativa para contrarrestar y como alternativa para recomponer el tejido social. En la escuela, en los movimientos sociales, en los partidos políticos, esperemos que la iglesia sin manipulación alguna, se sume dado que es por la vía del tejido social y la tolerancia que podremos mejorar las relaciones, sin limitar el entendimiento social, sin anteponer los fines individuales, que se mantenga el respeto intelectual entre los ciudadanos, que nos permita coordinar ejercicios en las comunidades, que generen incluso seguridad ciudadana y ayudar al gobierno a erradicar o en su defecto minimizar el delito como hecho social, solo por mencionar un elemento.

El tema es que viene un nuevo evento electoral, que las condiciones del país no son las mismas de hace 2 años, que entramos en Navidad, que tenemos un presidente con la mejor de las voluntades para avanzar, que junto a los Gobernadores ( en el caso de Bolívar con Justo Noguera) con nuestros Alcaldes y Alcaldesas, los trabajadores de Guayana, las comunas, el Rassp y los Clap debemos sumarnos a la reconstrucción del tejido social para profundizar la revolución, ponernos a producir y juntos, trascender para mantener la paz nacional, no es mera coincidencia, que vayan de la mano, tejido social y tolerancia.

A LO INTERNO: Me despido hasta enero, Feliz Navidad y muy prospero 2019.