Opinión

El Reconocimiento

“Es a través del reconocimiento como nos podemos premiar por el logro de nuestras acciones como ser humano”.
jueves, 10 enero 2019

Es un valor propio de la persona. Permite ser justo con los demás y con uno mismo y poder atribuir méritos por logros y/o fallas a quien lo merece. Este está presente tanto en lo bueno como en lo malo y, es el valor que le regala a cada individuo lo que realmente se ha ganado.

Es a través del reconocimiento como nos podemos premiar por el logro de nuestras acciones como ser humano, de una meta, la culminación exitosa de un proyecto, el triunfo en una competencia, entre otras, pero también es el que nos hace consciente para reconocer y analizar cuando las cosas no se hicieron bien, mostramos debilidad, o cometimos errores. Es por esto que debemos desarrollar la capacidad de reconocer cuando hacemos las cosas bien, pero también cuando las hacemos mal. Así podremos aplicar los correctivos necesarios y seguir por el camino correcto.

Por qué una persona se sorprende cuando alguien le reconoce sus méritos? Será que en nuestra cultura esa práctica está desaparecida?

No olvidemos que cada sujeto social conforma su propio sistema de valores, en dependencia del nivel de coincidencia de sus intereses particulares con los generales de la sociedad, pero también en dependencia de las influencias educativas y culturales que recibe y de las normas y principios que prevalecen en la sociedad en que se desarrolla. Partiendo de esto, podemos decir que desde mi capacidad para reconocer en los demás sus méritos, capacidades, logros y valores, podremos construir en conjunto el camino que nos lleve a insertar de nuevo en la sociedad el valor del reconocimiento. El reconocimiento está estrechamente relacionado con la autoestima y es clave para el desarrollo de la persona. Todo ser humano necesita sentirse validado y reconocido sin que sea una cuestión de orgullo o inmadurez, pero no debemos olvidar que es muy importante que nosotros mismos desarrollemos la capacidad para autoreconocernos nuestros méritos y valores. Darnos un abrazo y felicitarnos cuando con honestidad reconocemos que hicimos bien las cosas, que mis calificaciones fueron producto de mis conocimientos, que el gesto que tuvimos con otra persona fue agradable, que nuestro comportamiento como ciudadanos es correcto, que puedo aplicar mis valores con amplitud pues fui bien educado en mi hogar, que puedo ser mejor cada día y que todo esto hará que sea una persona con un nivel de autoestima significativo que me conducirá por un buen camino en la vida.

El ser humano, desde sus etapas más tempranas, necesita del respeto y el cariño de todos aquellos que le rodean, ahí es donde queda implícito ese reconocimiento sincero hacia nuestra persona. Nuestra familia es el primer vínculo de apego y círculo social encargado de darnos reconocimiento, y son nuestros padres los primeros en manifestarnos además, amor, respeto y cariño y reconocer las capacidades y virtudes que como seres humanos tenemos. Así desarrollamos nuestra autoestima y capacidad de reconocer en otros sus fortalezas.

Es interesante poder decirle a otra persona palabras de reconocimiento. No tiene que ser conocida para que lo hagamos, simplemente con que se lo merezca es suficiente. Ejemplo de esto es cuando vamos a cruzar una calle y el vehículo que va a pasar se detiene para que podamos avanzar, cuando alguien abre una puerta y nos cede el paso, debemos reconocer su gesto con un saludo o simplemente con un gracias. Son muchos los ejemplos que podríamos utilizar, sin embargo vamos a dejar a la imaginación de ustedes, la recreación de algunos de ellos.

Cuando una persona se reconoce a sí mismo y siente que su entorno más íntimo lo valora, crecerá con mayor seguridad y su desarrollo será de mayor calidad. Si los maestros, compañeros, jefes en el trabajo aprecian lo que somos y lo que hacemos, seguro usaremos ese importante reconocimiento para fortalecer nuestra autoestima, lo que nos permitirá poder reconocerles a otras personas sus méritos, logros, valores y por ende tener una mejor sociedad.

Decir te felicito por tu éxito, gracias por tu solidaridad, te valoro como persona, que buen ciudadano eres, gracias por tu apoyo, tu puntualidad es excelente, eres capaz de eso y más, que bien te vez hoy, esa ropa te hace ver reluciente, tu trabajo llenó todas las expectativas, lograste los objetivos, te mereces todo mi respeto, eres un buen ser humano, eres una madre, padre, hermano o hermana excelente, la comida estuvo exquisita, entre otras, no es nada complicado, solo debemos tomar la decisión de ser buenos seres humanos capaces de reconocer en los demás, sus fortalezas y virtudes.

Cito un estudio, en el que se realza la importancia del reconocimiento, realizado en la Universidad de Stanford para averiguar de qué factores dependía el rendimiento y la felicidad de los trabajadores en las empresas. Por muy curioso que resulte, el reconocimiento era más apreciado incluso que el propio salario.

Por todo esto, mi reconocimiento para ustedes por leer mis líneas. Gracias.

Hay que practicarlo, no es difícil y nos llena un mundo.