Opinión

El Petro, Maduro y La Realidad

“Aumentar el precario salario y soltar a los demonios del mercado y la CORRUPCIÓN a todos los niveles son dos cosas iguales”
José Gregorio BERIA
martes, 04 diciembre 2018

Anoche escuché atentamente, como siempre hago, los anuncios del compañero Presidente Nicolás Maduro. En líneas generales está reconociendo que seguimos mal.

Está aceptando que entre los comerciantes inescrupulosos, los bachaqueros de la comida, el dólar negro y Donald Trump, nos tienen jodios.
Ningún trabajador aguanta está situación de inflación y descontrol económica.

Aumentar el precario salario y soltar a los demonios del mercado y la CORRUPCIÓN a todos los niveles son dos cosas iguales.

Aumentar a 4.500 el salario mínimo y un bono de 2.000 Soberanos no alcanza para comer una semana entera. Maduro sabe que en San Félix, un kilo de pollo cuesta al día de hoy después de sus anuncios 1.500 soberanos? Creo que no sabe. Sabrá el amigo Presidente que un par de Zapatos, vale equivalente y más al Salario. ??

Inclusive hasta dos y tres veces más?

Qué ahorrar es imposible, y comprar Oro o Petro es tarea difícil? Quién asesora al hermano Presidente que no sabe que hacía Guyana salen embarcaciones de todas clases y tamaño con comida y combustible y son vendidos en dólares y el oro de Guayana, ahora no lo están sacando los pequeños mineros porque los del Ejército, la PTJ y el Digecim se lo roban al trabajador y entonces no llegará al BCV como antes? Creo que Maduro no lo sabe..

El problema es que deseos y Buenas intenciones no son suficientes. El problema es que el sistema de economía y manejo administrativo, además de la cultura corrupta en Venezuela, está haciendo estragos. La gente tiene que preparar un plan de lucha para reclamar con fuerza y civismo, qué el gobierno, controle y el pueblo se haga respetar.

Las mafias de toda clase, siguen manejando la economía y los precios.

Debe llegar un momento de frenar esto. Creo que la burocracia Chavista está enrredada acordando precios que después nadie respeta.

Habrá que revisar si estamos de pendejos sentados en la misma mesa con quiénes quieren que perezca este gobierno y lo que hacen es alargar la agonía.
A veces pienso que el poder nubla la conciencia y ciega.

Un país donde ser Rico es muy fácil, pero robando y humillando a los más humildes, es un mal ejemplo para el mundo. Eso no lo soñó Bolívar y mucho menos Chávez, que desde donde esté, estará bien arrecho.