Especiales

“El deporte te permite salir adelante”

El coordinador de deportes de Sidor ha sido medallista nacional, internacional y en deporte laboral.
jueves, 06 diciembre 2018
Cortesía Enio Forero | Francis ha participado en los Juegos Interempresas desde el 88

Franco Francis es un personaje constante en el deporte laboral de Ciudad Guayana como representante de Sidor, pero también es conocido por formar parte de la selección venezolana de atletismo en su juventud.
Francis contó que a los 17 años cuando estaba en el liceo Briceño Méndez de El Tigre, estado Anzoátegui, su profesor de educación física, Juan Fazendo lo obligó a practicar atletismo, aunque él se inclinaba por el baloncesto porque participaba en las llamadas caimaneras, esto sucedió en el año 77.
“Finalmente entrené atletismo, comencé saltando alto, tenía un salto muy bueno. Ese primer año me llevan a una eliminatoria para los Juegos Centroamericanos (CAC) de atletismo en México. En la eliminatoria gané el salto alto y el salto largo, luego pasé al triple. En los CAC gané bronce en largo y en triple”, dijo Francis, quien con esos resultados en sus primeras competencias se convenció de seguir en esta disciplina.
Explicó que a pesar de ser juvenil asistía a las competencias de adulto porque en esta categoría era el segundo, los primeros eran José Gregorio Salazar y Oswaldo Torres quienes eran los campeones nacionales y pertenecían a su mismo club.
Cuando cumplió los 18 años fue a los Juegos Nacionales juveniles y adulto que se realizaron en San Cristóbal en el 78, “en el salto triple quedé segundo y en el largo también. Me llaman para la preselección nacional para comenzar a incursionar en la parte adulta”.

Etapa universitaria
Ya para el año 79 partió a Cumaná para estudiar ingeniería eléctrica en la Universidad de Oriente de Cumaná y siguió entrenando cuando en el año 80 conoce al entrenador José Jacinto Hidalgo, quien estuvo en unos Juegos Olímpicos y lo llevó junto a otros tres atletas a realizar las pruebas de admisión a la Universidad de Mayagüez, Puerto Rico donde él había estudiado y solo Francis fue admitido.
A los pocos días viajó a la isla y comenzó a cursar estudios de educación física y deporte, pero al mismo tiempo seguía entrenando. Cuando llegó allá su entrenador fue un campeón centroamericano, quien visitó el liceo Briceño Méndez para unas competencias cuando Francis estudiaba, en esa oportunidad quedó tercero. “Me reconoció y me apoyaron bastante”.
Venía a Venezuela a participar en los Campeonatos Estadales y Nacionales que lo llevó a la selección nacional.
En el 80 ganó la medalla de plata en el Nacional, en el 82 quedó campeón nacional de salto largo y subcampeón en salto triple, “hice la mejor marca técnica del Nacional y es esa vez fui seleccionado para los Juegos Centroamericanos de Cuba, me fui a Puerto Rico y cuando llego me enteré que me sacaron del equipo. Pasé mi rabia y dije eso no me pasa más. Para el año siguiente entrené dos veces más”, relató.
En el 83, regresó para participar en el Estadal que se efectuó en Ciudad Bolívar, “allí rompo el récord nacional, salté 7,73. Nadie había pasado los 7,68 de Jhon Muñoz que tenía 27 años vigente en salto largo. Quedo en el equipo para los Juegos Panamericanos del 83 en Caracas e hice el equipo B para el Mundial que se hizo en Helsinki. Clasificamos José Gregorio Salazar, William Guaike y yo, pero no me dio chance llegar, llegaron los pasajes, pero no pude ir”.
Pero sí fue a los Panamericanos en los que ocupó el octavo lugar en el salto largo. Recordó que venía al país y quedaba campeón nacional, lo hizo en el 82, 86 y 87.
“En el 83 fui al Centroamericano, corrí relevo 4×100 y agarré medalla de bronce y en el 87 fue el Centroamericano aquí en Venezuela y llegué tercero, ya estaba para el retiro”, recordó el atleta.
Francis contó que en el 87 cuando dejó la selección empezó a trabajar en El Tigre, dio clases de preparación física en el instituto tecnológico y a entrenar al equipo de atletismo de Corpoven para los Juegos Petroleros y quedó campeón de la región. Luego trabajó en Lagoven en Maturín.
Su llegada a Sidor se dio en el 88 cuando entrenó al equipo de atletismo tres veces a la semana. Al año siguiente quedó fijo como entrenador, “también comencé en Fundeporte cuando atendía los niños de la diferentes escuelas, dejé iniciado un proyecto. Se atendían 800 niños y se clasificaban”.

Atleta laboral y entrenador
Como atleta fue campeón y subcampeón en varias oportunidades entre 1989 y 2005 en el atletismo de los Juegos Interempresas, en los que ha ganó el Hombre de Guayana en cinco ocasiones. Piensa que las justas laborales necesitan una reingeniería y que todos deben ayudar, “hay que adaptarse a los cambios”.
Destacó que uno de los atletas que formó, Abraham Abreu obtuvo un subcampeonato suramericano en salto largo, además ganó varias medallas de oro en los Interempresas llegándolo a superar.
“Manteníamos una rivalidad sana, quedábamos primero y segundo. Eso dice lo bien que le enseñé”, agregó.
Señaló que sigue en el deporte porque le ha dado todo. “Me permitió alcanzar una meta, haberme graduado, además me ha dado la satisfacción de ganar los títulos que he obtenido y la responsabilidad que eso conlleva”, apuntó.
Los conocimientos que tiene los ha utilizado para formar atletas, “me dio la oportunidad de haberlos transmitido, haber formado valores y tener una gran familia porque el deporte te permite salir adelante. Me ha hecho una persona integral”.
Reveló que sigue trabajando con ahínco porque, “es lo que me gusta y la pasión que siento. Son 29 años trabajando en la parte deportiva a pesar de las dificultades, no lo veo como un sacrificio”.

Consejos a los jóvenes
Francis aseveró que el deporte es difícil y todo lleva a hacer sacrificios, “si queremos triunfar tenemos que sacrificarnos. Cuando yo competía los diciembre los pasaba entrenando, porque casualmente cuando llegaba marzo eran las competencias universitarias y tenía que dar dos resultados, en la parte académica y en la deportiva”, porque estaba becado.
“Les digo a los atletas que debemos poner de nuestra parte para conseguir lo que queremos”, afirmó. Pone de ejemplo su actitud cuando lo sacaron de la selección que en lugar de, “desanimarme lo que hizo fue llevarme a entrenar el doble para hacerlo mejor. Yo creo que eso es lo que me ha permitido seguir en el ámbito deportivo”, afirmó.
Destacó que el deporte tiene que ir a la par con la preparación académica porque deben formarse integralmente, “las dos cosas se pueden hacer a la par”.

Tarea pendiente
El licenciado en educación física reveló que tiene como tarea pendiente ir a unos Juegos Olímpicos, como no pudo como atleta aspira hacerlo como entrenador o dirigente, “es uno de mis sueños. Todavía estoy a tiempo, puede que forme un atleta que me lleva a los Juegos Olímpicos. Todo poco a poco se puede lograr”, cerró.

Lea Tambien: