Opinión

El arte de ser familia: La incertidumbre

“Existe una creencia cultural que delinea la posibilidad de poder tener el control y alcance ante todo lo que se suscita a nuestro alrededor”.
Irma VECCHIONACCE
jueves, 06 diciembre 2018

Estamos a pocos días de culminar un ciclo anual, y muchos por no decir toda la población está generando sus propias expectativas ante nuevo año que se avecina algunos llenos de esperanza y otros abrazando la incertidumbre. Este estado es completamente normal, si aprendemos a mirarlo como una oportunidad, sí, oportunidades cambio, de avance pero sobre todo de revisión. Si hay algo que no podemos negar e impedir que ocurra es el cambio, sea nuestro tiempo o destiempo, bajo nuestro control o no el cambio es lo habitual. No tener conciencia de los procesos de cambio de nuestra vida, de como las circunstancias apalean y sacuden nuestra vida es perder solidez en el manejo de las responsabilidades, de las relaciones, de las necesidades, etc.

Todo cambio camina al cobijo y Compañía de la incertidumbre precisamente por ello sentimos, miedo, angustia, inquietud o valentía, confianza… todo va a depender de las capacidades que hemos ido adquiriendo para hacernos cargo de nosotros mismos, de nuestra vida y responsabilidades. La cara versátil de la incertidumbre se llama Confianza, es esta la que ofrece la posibilidad para la acción porque nos llena de Certeza.

Existe una creencia cultural que delinea la posibilidad de poder tener el control y alcance ante todo lo que se suscita a nuestro alrededor; y no hay nada mas ambicioso que pretenderlo. Tal pretención esclaviza y condena la posibilidad de ampliar las perspectivas ante muchos acontecimientos inesperados que se presentan en la vida. Sin darnos cuenta estamos siendo nuestros propios dictadores cuando nos aferramos al control, a eso que creemos dominar, a lo que podemos prever, a estar en la rutina. Vivimos aferrados a lo previsible, transformándonos en adultos poco creativos y auténticos que se desafían día con día, desconectados de la esencia de lo que somos. Y puede que estemos aburridos con nuestra vida; pero al estar esplayados en la zona de confort, aniquilamos sin darnos cuenta la creatividad y la construcción de nuevos y mejores resultados para nuestra vida, familia y por el ende para el mundo, porque todos construimos ecosistema.

Por supuesto, ante la inminente llegada de un nuevo año se abraza la incertidumbre por el hecho mismo de desconocer lo que sucederá, lo que se avecina aunque muchos ya estan diseñando sus propios paisajes mentales y lo expresan a través de su lenguaje. La única manera de contrarrestar la incertidumbre equivale a salir de la zona de confort y adentrarnos con certeza en un mundo incierto sin saber qué nos deparará, con la confianza de poder asumirla como una motivación humana.

Miremos lo que esta por venir como una oportunidad, comprendiendo que no podemos tener el control sobre todo lo que ocurre a nuestro alrededor en todo momento. Que las cosas tienen un para qué y allí está la gran lección de revisión de cada uno de nosotros, que la vida esta llena de imprevistos y en cada uno de nosotros está el encontrar las herramientas y habilidades para salir airosos de cada situación, pero sólo, si nos renovamos y salimos de la zona de confort.

Te preguntarás cuál es la clave, la tienes tú! Y se llama creatividad el mejor recurso potenciador que forma parte de nuestro ser y que sirve como conductor de electricidad para iluminar las acciones que necesitamos implementar para sostener la evolución de la vida, nuestra vida. La incertidumbre te lleva a sacar lo mejor de tío mismo creativamente y prepararte para aprender de ese mundo desconocido, permite crecer y transformarnos en mejores versiones.

Por ello, te invito en lugar de anclarte en la queja, el rumor y la desesperanza, a que cuides tú lenguaje, revisa tus recursos personales, que lograste este año, cuales fueron tus excusas, tus quejas, tus aportes, que nuevo necesitas incorporar en tus habilidades, pensamientos y acciones para trascender, pero sobre todo cultiva la Confianza; ten presente que siempre habrán cosas que no tienen una explicación racional, así que, en lugar de tratar de controlarlo todo, es mejor estar dispuestos a esperar lo inesperado. No sucumbas ante el miedo, prepárate y acepta que la vida es cambio y una sorpresa constante, solo de esta manera podrás navegar en el impetuoso mar de nuevas posibilidades que traerá consigo el venidero año para tu vida, tu familia y nuestro país.

@irmavcoach