Mundo

EEUU y líderes mundiales dan el último adiós a George H. W. Bush

Una decena de militares transportaron el ataúd, cubierto con la bandera estadounidense
miércoles, 05 diciembre 2018
AFP | Asistieron presidentes de varias naciones

El funeral del expresidente de Estados Unidos, George H.W. Bush (1989-1993) se celebra hoy en la Catedral Nacional de Washington.

El féretro del mandatario norteamericano, que murió el pasado viernes a los 94 años, salió del Capitolio, donde miles de personas acudieron para darle el último adiós.

Una decena de militares transportaron el ataúd, cubierto con la bandera estadounidense, y lo bajaron desde la escalinata del Congreso hasta el coche fúnebre que lo traslada hacia el funeral de Estado. El expresidente George W. Bush (2001-2009), hijo mayor del mandatario fallecido, presenció junto a su esposa Laura Bush el traslado del ataúd, con la mano en el pecho.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y su esposa, Melania, asistirán al servicio fúnebre y coincidirán allí con los cuatro expresidentes vivos de EEUU: los demócratas Barack Obama, Bill Clinton y Jimmy Carter y el republicano George W. Bush.

Además asisten líderes mundiales como el príncipe Carlos de Inglaterra, la canciller de Alemania Ángela Merkel, el rey Abdalá y la reina Rania de Jordania, el presidente de Polonia Andrzej Duda, entre otros.

Nacido en una familia adinerada de Nueva Inglaterra, Bush lideró su país desde 1989 hasta 1993 durante el final de la Guerra Fría y la primera Guerra del Golfo. Pero fue claramente derrotado en las presidenciales de 1992 -cuando buscaba la reelección- por Bill Clinton.

Este último estará con su esposa, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, así como con los otros dos expresidentes demócratas Jimmy Carter y Barack Obama, con las exprimeras damas Rosalynn Carter y Michelle Obama.

Al tratarse de un día de duelo nacional, la mayoría de las administraciones y Wall Street estarán cerradas. Los votos en el Congreso así como los debates en la Corte Suprema han sido cancelados, una tregua extraña en el tenso clima político de Estados Unidos, donde prevalece el tono áspero.

Lea Tambien: