Economía

Comercios guayaneses reciben pocos clientes

Se estima que 40% de las tiendas aún no abren sus puertas.
jueves, 10 enero 2019
Comercios guayaneses (Ángel García) pocos
Ángel García | Vendedores explican que no hay control de precios

Los primeros días del año 2019 han sido negativos para el sector comercio. En Ciudad Guayana, gran parte de las tiendas permanecen con pocos clientes.

Los comerciantes y vendedores expresan su preocupación ante las pocas ventas que han tenido en lo que va del año. Admiten que se han visto en la necesidad de aumentar los precios.

Sin embargo, señalan que se escapa de sus manos el incremento, pues lo mismo pasa a la hora de adquirir sus productos para ofrecer al público: los precios son elevados.

Señalan que diariamente consiguen un precio nuevo de cualquier tipo de rubro.

Expresan que es una cadena de consecuencias y todos son afectados por la misma situación.

José Díaz, un hombre de la tercera edad, labora en una pequeña mesita en el mercado de El Gallo.

Cuenta que el martes compró un aceite en Bs.S 1.200 y un día después ya estaba en Bs.S 1.500.

El comerciante explica que se preocupa, pues cada día que pasa se le hace más complicado llevar el sustento a su hogar.

Naigli Rivas también trabaja en el mercado, vende verduras y confiesa que los clientes se quejan constantemente de los precios.

Ratifica que no tiene muchas alternativas y que bajar los montos significaría no obtener ganancias.

Douglas Bonalde también tiene su pequeño puesto en El Gallo. Menciona que “las ventas han bajado en 70%”.

Destaca que “no hay control de precios” y que cada quien coloca los que más le convienen, sin pensar en otros.

Manifiesta que si los entes competentes no vigilan el trabajo de los mayoristas, el problema se agravará más y más.

Bernal confiesa que “lo que hacemos es rogar a Dios”. Asegura que cada día quedan con menos opciones para mantenerse y rendir en el hogar.

También hizo mención de las medidas económicas que se han prometido desde el Gobierno nacional y señala que no confía en lo que puedan planear.

“Lo que prometen es mentira”, dice Bonalde, refiriéndose a las posibles soluciones que pueda ofrecer el Estado.

Es un ciclo

Fidel Hernández, presidente del Colegio de Economistas, explica que lo que está sucediendo -por un lado- es un proceso normal. En las primeras semanas siempre se registrarán pocas ventas.

Sin embargo, menciona que la poca afluencia tiene componentes políticos, refiriéndose a la poca estabilidad y a la expectativa que mantienen todos los venezolanos con respecto a los próximos acontecimientos por la juramentación de Nicolás Maduro, para su segundo periodo presidencial.

Esto afecta a todo el mercado en general, tanto a vendedores como a compradores.

A la espera

Hernández anunció que se debe destacar que a la fecha también hay un porcentaje importante de tiendas que no han abierto sus puertas.

Habla de entre 35 y 40% de negocios cerrados, aproximadamente.

Alega que esto se debe a que los vendedores esperan un nuevo aumento salarial, asociándolo con los “anuncios económicos” que prometió Nicolás Maduro recientemente.

Comentó que muchos aún dudan de continuar sus trabajos después de lo que diga el presidente.

“El Ejecutivo se ha distinguido por combatir la crisis incentivando o profundizando las causas que la generaron (…) parece que no entiende otra forma”, comunica el economista.

Incremento de los precios

El economista explica que los precios no se van a mantener si el Ejecutivo sigue incorporando a la nación dinero inorgánico.

Destaca que a medida que los ingresos no tengan un respaldo, respuesta importante por parte de la oferta, en importación y exportación, los valores van a seguir su proceso de crecimiento o supercrecimiento.

Menciona que las razones por las que el año pasado los precios se elevaron, este año se repiten.

Señala que las decisiones que han tomado los entes gubernamentales no surten el resultado esperado; en vez de obtener mayor ganancia con los incrementos, el efecto funciona al contrario.

Recomendaciones

Ante la poca afluencia de clientes en el mercado y la posibilidad de aumento salarial, Hernández aconseja el resguardo de los comercios y tomar las previsiones necesarias.

También recomienda la inversión en bienes duraderos, buscando elementos que no se devalúen con el tiempo para respaldar la economía de cada empresa.

De igual forma plantea endeudarse pero con responsabilidad, realizando los pagos correspondientes, “con disciplina financiera”.

A nivel general también considera necesario revisar el flujo de caja regularmente.

Por los últimos acontecimientos, Hernández insta a que los venezolanos a que trabajen para sobrevivir; sin embargo, recalca que no se deben acostumbrar a la situación. Más bien invitó a emprender a pesar del poco desarrollo que ha tenido el país.

 

Esperando cambios

Un grupo de comerciantes se mantiene sin trabajar a la espera de los anuncios económicos que prometió el presidente. Algunos asumen que habrá resultados negativos.

Lea Tambien: