Opinión

Bitácora Industrial

"No hay cifras oficiales, ni tampoco de economistas que las hayan estimado, pero tiene que ser muy elevado el valor del capital humano que ha abandonado el país buscando mejor calidad de vida en otras latitudes".
Bitácora Industrial
viernes, 07 diciembre 2018

Qatar abandonó la Opep

Formalmente lo hará el 1 de enero de 2019, pero en la práctica Qatar ya está fuera de la Opep y por lo tanto no va a reducir su producción en el caso de que esa organización, en su reunión de hoy en Viena, decida prolongar el acuerdo de recorte. Está en el puesto 11 dentro de la Opep por su producción de 610.000 barriles diarios de petróleo según el informe del mes de octubre. Pero en cambio es el primer productor de gas natural licuado, abasteciendo el 30 por ciento del consumo mundial. Según el gobierno de ese emirato, hay proyectos en marcha para elevar la producción de los 77 millones de toneladas actuales de gas licuado, a 110 millones en un plazo de 5 años. Al explicar la decisión de abandonar la Opep, el gobierno de Qatar dice que quiere tener libertad de aumentar su producción de gas, afirmación que rechazan los expertos, porque el gas no entra en el control de la Opep. Según los analistas, la decisión parece una consecuencia del conflicto con Arabia Saudita, país que el año pasado encabezó un bloqueo contra Qatar, acusándolo de financiar el terrorismo por sus estrechos nexos con Irán. Según estos expertos, no es descabellada la tesis de que Irán podría seguir el ejemplo de Qatar y abandonar la Opep, en la que Arabia Saudita lleva el liderazgo. También citan como causa de este abandono, la reciente decisión de Arabia Saudita de aumentar su producción por encima de 11 millones de barriles diarios, a pocas semanas de la reunión en la que los mismos sauditas proponen a la Opep mantener el recorte de la producción mundial, para forzar una recuperación de los precios. Muchos expertos creen que esa decisión de aumentar su producción es una estrategia saudita para contrarrestar el efecto que tendría el recorte, y quedar produciendo lo mismo. La salida de Qatar de la Opep pudiera ser una respuesta a esa jugada de los sauditas, y un movimiento para abrirle el camino a otros países árabes y no árabes para que se salgan también de esa organización.

Descapitalización humana

No hay cifras oficiales, ni tampoco de economistas que las hayan estimado, pero tiene que ser muy elevado el valor del capital humano que ha abandonado el país buscando mejor calidad de vida en otras latitudes. Si ya es bastante que se trate de varios millones de personas, ese valor se incrementa porque en su mayoría se trata de gente joven, muchos de ellos profesionales de distintas especialidades técnicas y universitarias. Es inconmensurable el valor de lo que ese capital humano deja de producir, y de consumir, que son elementos importantes en cualquier economía del mundo, así como es una suma colosal lo que ha invertido el país en la formación de esos profesionales de distintas disciplinas. Particularmente en el campo de la salud, son decenas de miles los profesionales que han abandonado el país y que hoy prestan servicio en clínicas y hospitales por todo el mundo, mientras aquí hay fuertes carencias en ese sentido.

Inseguridad en el campo

Cuando se analizan las causas del retroceso de la producción agropecuaria en el país, lo primero que se menciona es la falta de materias primas e insumos, básicamente repuestos para la maquinaria, semilla, fertilizante, insecticidas y herbicidas, así como financiamiento. Pero en estos últimos años la inseguridad se ha convertido en un grave problemas para los productores, y en muchas zonas del país es incluso mayor que los elementos citados anteriormente. En el sector pecuario, el robo y matanza de reses está diezmando los rebaños y provocando que muchos ganaderos abandonen la actividad, no solo por el temor de perder los animales sino por el riesgo de su propia vida. Aún si logran criar una res hasta la edad propicia para llevarla al matadero, el tránsito por las carreteras se ha hecho muy riesgoso. Muchos ganaderos optaron por vender ganado en la finca y el riesgo del transporte lo asuma el intermediario, aunque ello implique un descuento en el precio de loa animales. Esta situación, sumada a la perturbación del mercado provocada por los nuevos precios de la carne, ha creado una escasez temporal, que ha sido respondida por el gobierno con la toma de control de los 12 principales mataderos del país, en un intento por estabilizar la oferta.

Industrias básicas de Guayana

Nuevamente se producen cambios en las presidencias de las industrias básicas de Guayana, que sin inversiones tendrán el mismo resultado nulo de las decenas de nombramientos que se han hecho en estos últimos años. Porque cambiar al presidente de una empresa del estado, para que el nuevo designado se limite a pagar la nómina con dinero del erario público, no tiene sentido alguno. A lo sumo será la consecuencia de la llegada al poder de algún grupo, que se apresura a capturar algunos cargos antes de que llegue otro, lo desaloje, y proceda entonces a nuevas designaciones. Pero en esta suerte de carrusel, la producción de las industrias y su estado financiero no tienen importancia alguna, como tampoco es determinante la formación académica y gerencial del designado, porque como dije solo basta que pertenezca al grupo que ostenta esa parcela de poder. Ha habido excepciones, porque por las presidencias de las industrias básicas han pasado profesionales muy valiosos, pero lamentablemente no han podido hacer nada por falta de recursos de inversión, que son indispensables para su recuperación. Eso en los casos en los que existe esa posibilidad, porque igualmente hay industrias que no tienen remedio, salvo montar una planta nueva. ***Paralelamente se sigue hablando mucho de la posibilidad de que empresas estatales de China y Japón asuman la operación de algunas industrias básicas, del hierro, acero y aluminio, aunque en esta materia no hay información oficial alguna. Sin embargo, se trataría de una posibilidad que solo se podría concretar en Ferrominera, La V Línea de Venalum, algunas plantas de Sidor y en todo caso algunas plantas de pellas y briquetas. Siempre se ha dicho que una de las trabas para que empresas extranjeras puedan operar las industrias básicas de Guayana es lo que pudiéramos llamar nuestra “idiosincrasia sindical”, cuyas características son diametralmente opuestas a como entienden el sindicalismo en Japón, y en China en donde no hay sindicatos independientes. Los chinos vivieron una experiencia sindical muy traumática en su intento por reactivar la mina Sosa Méndez y en general tienen sus temores en este sentido, porque no están acostumbrados a que alguien pueda cobrar sin trabajar, con el argumento de que es dirigente sindical a tiempo completo. Eso aquí es legal, pero a ellos les cuesta mucho entenderlo y aceptarlo.